1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Primer ministro reconoce que Rusia podría entrar en recesión

Dmitri Medvedev advirtió que el riesgo existe y que el gobierno de Vladimir Putin deberá afrontar “muchas dificultades”.

Aunque los analistas internacionales lo vienen diciendo hace rato, por primera vez un alto cargo político ruso reconoce que el país se encuentra en dificultades económicas y podría entrar en recesión. Este martes (23.12.2014), el primer ministro Dmitri Medvedev prometió que la tasa de interés sería reducida una vez que el rublo se estabilice, aunque reconoció que eso podría tardar, pues existe el riesgo de que el país se sumerja en una “profunda recesión”.

Desde comienzos de año, la moneda rusa ha perdido casi el 50 por ciento de su valor. Sin embargo, Medvedev aseguró que las dificultades económicas por las que atraviesa Rusia se vieron exacerbadas por las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea. “Algunos países efectivamente obstaculizaron el desarrollo de nuestra economía. Esperan convertir a Rusia en un paria y reducir sus niveles en los rankings. Eso nunca sucederá”.

Medvedev dio sus declaraciones durante una reunión con altos funcionarios del partido de gobierno, Rusia Unida, donde reconoció que el régimen de Vladimir Putin deberá afrontar “muchas dificultades” en los próximos tiempos y que se verá forzado a intervenir en la economía, aunque insistió en que el gobierno “controla la situación”. También instó a diseñar políticas para impulsar una economía que en noviembre no creció.

Normalizar relaciones

“Si nos marcamos objetivos demasiado modestos, existe el riesgo de que caigamos en una recesión más profunda de la que puede ocurrir”, insistió Medvedev, quien también calificó como “absolutamente provisional” la decisión del Banco Central de elevar hasta el 17 por ciento la tasa clave de interés, medida que provocó en un primer momento una depreciación récord de la moneda nacional, que llegó a cotizar a 100 rublos por euro.

“Esta es una medida absolutamente provisional destinada a la estabilización de la situación en el mercado monetario. En cuanto se creen las condiciones, espero que las tasas bajen. Para ello, tomaremos las medidas necesarias”, destacó Medvedev, quien recordó que la economía del gigantesco país ya superó una recesión en 2009, cuando el PIB se contrajo por vez primera en una década.

Menos optimista se mostró el exministro de Finanzas ruso Alexei Kudrin, destituido por Medvedev en 2011, quien aseguró el lunes 22 de diciembre que Rusia está entrando en una “crisis económica en toda regla”. Incluso si los precios del petróleo vuelven a los 80 dólares por barril, la caída del PIB ruso “será del 2 por ciento o más” y si los precios son del orden de los 60 dólares, “el PIB caerá el 4 % o más”, por lo que llamó al gobierno a normalizar las relaciones con Europa y Estados Unidos.

DZC (EFE, AP, Reuters)