1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Primer ministro portugués anuncia nuevo aeropuerto para Lisboa

El primer ministro portugués, José Sócrates, anunció hoy la construcción del nuevo aeropuerto de Lisboa en un campo militar de Alcochete, localidad ubicada a 42 kilómetros

de la capital, en la ribera sur del Tajo.

Alcochete deberá sustituir en 2013 o 2014 al actual aeropuerto de Portela do Sacavém, localizado en el área urbana de Lisboa y que se estima agotará su capacidad operacional dentro de cuatro o cinco años.

El costo del nuevo aeródromo ha sido calculado en 4.926,6 millones de euros (más de 7.260 millones de dólares), a precios de 2007, a los que podrán sumarse unos 1.500 millones de euros (2.210 millones de dólares) que costaría la construcción de un nuevo puente sobre el Tajo, que se uniría al Vasco da Gama y al 25 de Abril, que actualmente ligan Lisboa con la orilla sur de río y por los que a diario cruzan 200.000 vehículos.

Aun no se cuenta con un presupuesto definitivo, pero Sócrates reveló hoy que el nuevo puente contaría con dos pisos, uno para vehículos y otro para ferrocarriles.

Al hacer el anuncio tras una reunión del Consejo de Ministro al inicio de la tarde de hoy, Sócrates explicó que se había descartado la otra opción de construirlo en la comarca de Ota, ubicada a 50 kilómetros al norte de Lisboa, luego de haber recibido un informe favorable a Alcochete elaborado por el Laboratorio Nacional de Ingeniería Civil (LNEC, por su sigla en portugués).

Desde hace casi dos años, diversos grupos de interés, incluidos propietarios de tierras, constructores y ediles, realizaron diversas presiones para condicionar la decisión del gobierno, que había determinado la construcción del aeropuerto en Ota.

Sin embargo, Sócrates cerró la polémica al atender el informe del LNEC, según el cual, desde el punto de vista técnico y financiero, Alcochete es "globalmente más favorable" que Ota en cuanto a seguridad, eficiencia, capacidad de operaciones de tráfico aéreo, sustentabilidad de los recursos naturales, compatibilidad y desarrollo económico y social.

A este factor se une la evaluación financiera, ya que Ota hubiese costado 5.191,2 millones de euros y, pese a que no fue mencionado por Sócrates, sino por analistas locales, al decidir la construcción en un campo de tiro perteneciente a la Fuerza Aérea, se evita la especulación sobre los precios de terrenos. (dpa)