1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Primer debate Rajoy-Zapatero: ¿por qué la poca ventaja para el jefe de gobierno?

En el debate entre los candidatos a la jefatura del gobierno español, Zapatero ganó por poco margen. ¿Por qué salió Rajoy mejor de lo que esperaba?

default

23 millones de personas sintonizaron el debate entre Zapatero y Rajoy.

Después de los noventa minutos de debate televisivo en la noche del 25 de febrero –que según informan agencias sintonizaron 22,5 millones de personas-, hubo sondeos para todos los gustos, de los que siempre salió como ganador el actual jefe de gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Si bien hubo medios que dieron una ventaja de más de 15 puntos a Zapatero, los diarios principales le daban una ventaja por pocos puntos. Tanto El País, progresista, como El Mundo, conservador, ubican la diferencia en torno a los cuatro puntos. Michael Däumer, director de la oficina de Madrid de la Fundación Konrad Adenauer, afín al conservador Partido Cristianodemócrata alemán (CDU), en conversación con DW-WORLD opinó que fueron sobre todo los temas del terrorismo y la inmigración los que permitieron que el señor Rajoy se presentara mejor de lo que se esperaba.

Un tema que la puso fácil

“Terrorismo e inmigración ilegal son los temas con los que Rajoy pudo despuntar, pues también son los temas con los que España se ha dividido. La legalización de 700.000 inmigrantes llevada a cabo bajo el gobierno socialista fue una medida con la que tampoco la Unión Europea estuvo de acuerdo. En ese tema al líder del Partido Popular se le brindó la ocasión para despuntar y triunfó fácilmente. Seguramente no es un gran logro de Rajoy. Para Zapatero sólo era posible defenderse”, asevera Däumer puntualizando que si bien en los últimos cuatro años hubo un aumento de la migración hacia España –la crisis de migrantes en Ceuta y Melilla, los enclaves españoles en el norte del Africa-, comparando los números con las corrientes migratorias que hubo hacia Alemania en los años 90 del siglo XX, el fenómeno no es masivo. Sin embargo, en consonancia con los argumentos que usó Mariano Rajoy, el experto de la Konrad Adenauer explica este aumento con el “efecto llamada” que tuvo la legalización del 2004.

En la defensiva, José Luis Rodríguez Zapatero acusó al PP, de no haber hecho nada a favor de la integración de los migrantes durante el período de José María Aznar. Michael Däumer –quien acompañó al candidato a Mariano Rajoy a su encuentro con la canciller alemana Angela Merkel- aduce que la situación de los migrantes en aquel tiempo era diferente.

¿Por qué no integró el Partido Popular?

“Si bien se detectaba una cierta tendencia migratoria, ésta era bastante limitada. En los últimos años España se ha ido convirtiendo en un país de inmigración. Y eso significa para un gobierno, sea del color que sea, que el tema hay que tratarlo, sobre todo bajo el punto de vista de cómo frenar la inmigración ilegal. Es verdad que bajo el gobierno de Aznar no se pensó en la integración, pero fue sobre todo porque bajo Aznar los que fueron legalizados eran mayormente de América latina, y ellos por cultura e idioma se integraban fácilmente y la pregunta de la inmigración no se planteaba. También porque en el segmento de bajos salarios, España tenía grandes necesidades en ese momento”, explica Däumer quien tiene entre sus funciones que el diálogo entre el PP español y el CDU alemán sea fluido y la convergencia mayor.

“Ahora la situación es diferente, porque la gente viene de África del Norte, musulmanes, y del África subsahariana”, dice Däumer y puntualiza: “Y si tenemos en cuenta los disturbios que hubo en Francia, llegamos a la conclusión de que tenemos que actuar en el tema de la integración”. El que la legalización masiva de inmigrantes haya logrado volver a llenar las arcas de las seguridad social española se ve como un logro, que incluye un problema a largo plazo, “pues en algún momento se vivirá aquí una fase de debilidad económica, que empezó en octubre, y muchos de esos empleados se quedarán en el paro”. Además, los muchos ilegales que tienen acceso a los servicios de salud, que no aportan a las cajas acabarán desestabilizando el sistema sanitario”, asevera Däumer.

Que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero haya actuado en ese momento sin el consentimiento de sus socios europeos, es, según el analista de la Fundación Konrad Adenauer, uno de los mayores puntos de presión para los socialistas. En ese contexto ubica también la frase de Rajoy: “Yo, Merkel y Sarkozy; usted, Chávez y Zapatero”. Según Däumer, en caso de llegar a la jefatura de gobierno, Mariano Rajoy se haya dispuesto a concertar sus acciones a nivel europeo, “para ello hemos puesto a disposición del PP el plan de integración del gobierno alemán”.

DW recomienda

Enlaces externos