1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Primer comisario extranjero en legendaria serie policiaca alemana

En la televisión alemana cae este fin de semana uno de los últimos espacios hasta ahora reservados a los alemanes: la serie policial "Tatort", la más popular de este género, estará a cargo por primera vez un comisario turco. Durante casi cuatro décadas -el primer capítulo de la serie fue emitido en marzo de 1970- los comisarios a cargo de las investigaciones fueron alemanes, originarios de todas las regiones del país, hombres o mujeres, actuando en solitario o en grupo, pero nunca la figura principal había sido encarnada por un turco. La primicia será el domingo, el día acostumbrado para el "Tatort"

en el canal ARD, cuando el policía Cenk Batu investigue como agente encubierto un delito en la comunidad turca de Hamburgo.

El papel protagónico estará interpretado por el actor Mehmet Kurtulus, uno de los preferidos del cineasta Fatih Akin. Nacido en Turquía y criado en Alemania, bilingüe y bicultural, como se autodefine, Kurtulus es consciente de la importancia de marcar todo un hito en la historia de la tv alemana: "por supuesto que tiene una particular dimensión político-social. Con mi participación, esta serie aporta a la política de integración de Alemania". Lo particular de esta decisión es que la serie "Tatort" generó su prestigio y su popularidad como "la analogía ficcional de la sociedad alemana", como lo analizó el publicista Christopher Keil en el periódico "Sueddeutsche Zeitung", para admitir que "era hora entonces que en esta serie actúe un comisario que viene de uno de los grupos étnicos que influyen la vida en Alemania desde hace décadas". Agencias