1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Presidente ruso, Dmitri Medvedev, recibió a representantes europeos

El encuentro tiene lugar en la la ciudad petrolera siberiana de Janty-Mansiysk, en el marco de su primera cumbre UE-Rusia como jefe de Estado y en un momento de acercamiento entre Moscú y Bruselas.

Medvedev invitó al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente de turno del Consejo de ministros, el jefe de gobierno esloveno Janez Jansa, a una cena esta noche.

El viernes se dará el pistoletazo de salida a las negociaciones sobre un nuevo acuerdo de asociación y cooperación entre la UE y Rusia, aplazado durante meses por diferencias entre las partes.El jefe de la diplomacia de UE, Javier Solana, se manifestó a favor de establecer reglas claras sobre energía en el acuerdo de principios con Moscú, en declaraciones hechas antes del inicio de la cumbre.

Debería prevalecer el principio de "una competencia sincera, transparente, sin discriminación", dijo Solana en una entrevista que hoy publica la agencia de noticias rusa Interfax. La cúpula europea quiere también lograr en Rusia una solución común a la disputa de ese país con Georgia por la separatista región de Absajia, cuyas aspiraciones son apoyadas por Moscú.

El Kremlin destacó que Medvedev, al igual que su predecesor Vladimir Putin, considera de gran importancia las relaciones con la UE. Medvedev pedirá más derechos para las minorías lingüísticas rusas en los países del Báltico durante su debut en la cumbre, adelantó su asesor de política Exteriore Sergei Prichodko en Moscú.

Rusia es, después de Estados Unidos y China, el socio comercial más importante de la Unión Europea. Tras dos años de retraso, los 27 Estados miembros de la UE se pusieron de acuerdo en mayo para volver a hablar con Rusia sobre su tratado de asociación y cooperación, en el que la UE espera sobre todo lograr mayor seguridad para el suministro de gas y petróleo así como inversiones en el sector energético.

Dentro de la UE, la política energética y de acercamiento al gran vecino Rusia resulta controvertida ya que algunos de los nuevos miembros de Europa del Este exigen que la UE se demarque de Moscú. Agencias