1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presidente israelí critica declaraciones de campaña de Netanyahu

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, criticó declaraciones "hirientes" del primer ministro Benjamin Netanyahu, así como afirmaciones "inaceptables" de la oposición árabe.

El nuevo gobierno tendrá que dar respuestas a todos: judíos, árabes, derecha e izquierda, centro y periferia, advirtió el presidente.

"El nuevo gobierno tendrá que dar respuestas a todos: judíos, árabes, derecha e izquierda, centro y periferia", advirtió el presidente.

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, criticó al primer ministro Benjamin Netanyahu por haber asegurado el día de las elecciones que los ciudadanos árabes de Israel estaban siendo trasladados en autobuses a los locales electorales para respaldar agrupaciones de izquierda israelí.

DW recomienda

Numerosos analistas políticos aseguraron que la declaración de Netanyahu ayudó a reforzar el respaldo en las urnas a su partido conservador, Likud. Pero Rivlin, quien tiene a su cargo la consulta con los líderes políticos sobre la formación de un nuevo gobierno, subrayó que la declaración había sido "hiriente".

Las críticas del mandatario no estuvieron únicamente dirigidas al ala del primer ministro. También condenó las afirmaciones hechas por un miembro de la coalición de la mayoría de los partidos árabes que aseguró que la milicia terrorista del Estado Islámico (EI) había aprendido su crueldad de los sionistas. Rivlin aseguró este domingo (22.03.2015) que se trataba de una afirmación "inaceptable".

"Hemos atravesado una campaña turbulenta y apasionada", observó. "Hemos escuchado declaraciones difíciles e hirientes tanto desde la parte judía como desde la parte árabe", lamentó, al tiempo que llamó a evitar todo tipo de incidentes. "El nuevo gobierno tendrá que dar respuestas a todos: judíos, árabes, derecha e izquierda, centro y periferia", advirtió el presidente. "Este es el momento de comenzar un proceso de sanación para la sociedad israelí", apuntó antes de reunirse con representantes del Likud. El partido del primer ministro Benjamin Netanyahu ganó las elecciones del martes pasado al conseguir 30 escaños, y previsiblemente será el que reciba el encargo de formar gobierno.

Debate dentro y fuera de Israel

Las afirmaciones mencionadas por Rivlin no fueron los únicos lemas de campaña que desataron debates. En la recta final de la contienda electoral, Netanyahu rechazó la solución de dos Estados para Cercano Oriente. Si bien relativizó esas declaraciones después de los comicios, la postura fue blanco de diversas críticas.

Mientras que el presidente Barack Obama defendió en entrevista con el Huffington Post la solución de dos Estados y consideró que las palabras expresadas por una cúpula no pueden ser entendidas como simples lemas de campaña, el senador republicano John McCain minimizó el cambio de Netanyahu y aseguró que no debía atarse a los políticos a lo que dicen durante una campaña electoral. "Los políticos hacen declaraciones", generalizó en CNN McCain, quien le recomendó a Obama dejar pasar su ataque de furia. En Estados Unidos los republicanos respaldan a Netanyahu, mientras que los demócratas evalúan aumentar su presión sobre Israel.

En tanto, el presidente israelí Rivlin, cuyas funciones son básicamente ceremoniales, tiene que consultar a los líderes de los diez partidos que consiguieron representación parlamentaria antes de encargar la formación de gobierno. El partido de centroizquierda Campo Sionista, liderado por Itzhak Herzog, logró 24 escaños y quedó segundo, mientras que la tercera fuerza del país fue la Lista Unida de partidos árabes, que consiguió 13 escaños. Se espera que Rivlin concluya las consultas el lunes y que el miércoles encargue formalmente a Netanyahu la formación de gobierno.

RML (dpa, efe)