1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Presidente español agredido en Pontevedra

Un joven agredió al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, cuando éste paseaba por la calle durante un acto electoral en Pontevedra, al norte del país, una ciudad muy ligada a los inicios de su carrera política.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, sufrió este miércoles (16.12.2015)una agresión sin precedentes en plena campaña para los comicios generales que se celebrarán en el país ibérico este 20 de diciembre. El mandatario y aspirante a la reelección en representación del Partido Popular (PP) recibió un fuerte puñetazo de un joven cuando daba un paseo por la ciudad gallega de Pontevedra.

El agresor es un adolescente de 17 años al que la policía arrestó inmediatamente y que los medios vinculan con el independentismo gallego y una rama radical del club de fútbol de la ciudad. “Estoy muy contento de haberlo hecho”, dijo tras ser detenido. El joven se acercó a Rajoy como si hubiera querido tomarse una foto con él y le propinó un golpe en la cara que le tiró y rompió las gafas, y lo dejó aturdido.

“¿Cómo ha podido pasar esto?”, preguntó en voz alta el líder del PP. Los hechos sucedieron en el centro de la ciudad de Galicia en la que ha pasado gran parte de su vida y de la que proviene su esposa. Antes de ser reducido, el joven golpeó también a un miembro del equipo de seguridad. Al ser introducido por la policía en un automóvil, recibió vítores de apoyo de algunas personas presentes. Ahora le atribuyen atentado contra la autoridad, aunque no entrará en la cárcel si es condenado, por ser menor de edad.

Los partidos políticos respondieron rápidamente a lo sucedido con expresiones de solidaridad con Rajoy. El rey Felipe VI se puso en contacto con él para interesarse por su estado y sus principales rivales en las elecciones del domingo expresaron una rotunda condena del ataque. “En nombre de todos los socialistas y en el mío propio, le quiero trasladar nuestra solidaridad”, dijo el líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, durante un mitin.

El de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, le enviaron mensajes similares. “En democracia no cabe la violencia. En eso estamos todos juntos”, escribió además Rivera en Twitter. El presidente recibió también aplausos de apoyo in situ antes de partir del lugar de los hechos. Poco después, clausuraba sin gafas un mitin en la ciudad de La Coruña.

A través de Twitter aseguró encontrarse bien y respondió al apoyo recibido. “Agradezco de corazón las muestras de afecto y solidaridad que me estáis haciendo llegar esta tarde. Sigamos trabajando”, escribió. La agresión se produjo tres días después del duro debate electoral en el que se enfrentaron él y Sánchez, y en el que el socialista lo acusó de no ser “decente”. Las mutuas descalificaciones tensaron entonces una campaña que hasta ese momento había transcurrido sin exabruptos.

ERC ( EFE / dpa )