1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Presidente del Bundestag critica "ambiciones autocráticas" de Erdogan

En declaraciones al Süddeutsche Zeitung, Norbert Lammert atacó a Erdogan por su intención de retirar la inmunidad a los diputados prokurdos por su "cercanía" al prohibido Partido de los Trabajadores de Kurdistán.

El presidente del Parlamento alemán (Bundestag), el conservador Norbert Lammert, atribuyó hoy (19.05.2016) al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan "ambiciones autocráticas" por su propósito de retirar la inmunidad a los diputados prokurdos. Turquía se está "apartando de nuestro concepto de democracia" con "actuaciones como ésta", afirma Lammert, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera la canciller Angela Merkel, en declaraciones al diario Süddeutsche Zeitung.

El presidente del Bundestag alude ahí a la posibilidad de que el próximo viernes el Parlamento turco levante la inmunidad a diputados prokurdos, a los que se imputa cercanía con el prohibido Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). El sentido de la inmunidad es "preservar a un Parlamento y a los parlamentarios de ataques arbitrarios de poderes feudales", recuerda Lammert.

Las críticas que Lammert reflejan el creciente descontento entre el grupo conservador -la CDU y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU)- hacia Turquía, país al que Merkel otorga un papel clave en la búsqueda de soluciones a la crisis de los refugiados. En ese mismo medio, el vicepresidente del Bundestag, Johannes Singhammer, de la CSU, afirma que Erdogan se ha "excedido" con su proceder y rechaza la liberalización de visados a los ciudadanos turcos, parte del acuerdo entre la UE y Turquía a cambio de recibir a los refugiados deportados desde Grecia.

La postura de Lammert respecto a la inmunidad parlamentaria de los diputados prokurdos se inscribe en una larga nómina de polémicas surgidas entre Berlín y Ankara, entre ellas la demanda cursada desde Turquía contra el humorista Jan Böhmermann por un poema considerado injurioso contra Erdogan. La demanda se ampara en el artículo 103 del código penal alemán, que tipifica como delito la injuria a un jefe de Estado extranjero, y precisaba del visto bueno de Merkel, a lo que accedió la canciller tras largas reflexiones y pese al rechazo de sus socios de coalición socialdemócratas.

El siguiente y previsible punto de fricción bilateral será la votación anunciada para el 2 de junio en el Bundestag de una resolución en que se declara como "genocidio" las deportaciones de los armenios de 1915 por el Imperio Otomano. Un portavoz de Erdogan lanzó ya ayer una advertencia a Alemania, al calificar de "abuso político" cualquier pronunciamiento de este tipo "no sustentado en pruebas históricas o jurídicas".

La propuesta de resolución, titulada "Memoria del genocidio a los armenios y otras minorías cristianas hacia 101 años" fue impulsada por los Verdes y cuenta con el respaldo del grupo conservador de Merkel y de sus socios de coalición socialdemócratas. Se estima que en las deportaciones de los armenios murieron entre 800.000 y 1,5 millones de miembros de esa minoría cristiana.

JC (EFE,dpa)