1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presidente de Nigeria cancela viaje por temor a Boko Haram

Goodluck Jonathan era esperado en Chibok, pero el gobierno adujo motivos de seguridad para no llegar a la aldea en una zona en disputa con los terroristas.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, tenía en su agenda varias actividades para la mañana de este viernes (16.05.2014). Una de ellas era una visita a Chibok, la localidad donde el pasado 14 de abril milicianos del grupo terrorista islámico Boko Haram secuestraron a 276 adolescentes desde una escuela. Sin embargo, a última hora se anunció que el mandatario cancelaba el viaje.

En lugar de eso, Jonathan se dirigirá directamente a París, donde se realizará un encuentro este sábado entre diversos jefes de Estado, para analizar la situación en que se encuentra el país africano tras la fuerte arremetida radical encabezada por Boko Haram, que ha puesto en jaque la estabilidad del norte nigeriano, territorio donde sus cabecillas pretenden fundar un estado islámico separado de Nigeria.

“El presidente canceló su visita a Chibok, la que estaba agendada hasta esta mañana”, dijo una fuente oficial a la agencia AFP. Otras fuentes aseguran que el mandatario tomó la decisión por problemas de seguridad. El norte de Nigeria es controlado, en parte, por la insurgencia, y el Ejército se ha mostrado incapaz de someter a los milicianos. En la zona hay malestar con el mandatario, por la lenta respuesta entregada tras el secuestro de las escolares.

Infiltrados

Fuentes citadas por la agencia AP aseguraron que algunos altos mandos del Ejército se encuentran combatiendo en las filas de Boko Haram, al tiempo que el mismo mandatario, un cristiano del sur del país que ha sido acusado de no actuar a tiempo por los musulmanes del norte, ha declarado sus sospechas de que miembros y simpatizantes del movimiento extremista se han infiltrado a alto nivel en cargos de gobierno, incluso en el gabinete.

En Chibok, el líder local Pogu Bitrus dijo que si bien la comunidad ha mostrado malestar con el jefe de Estado, nadie se opondría a su presencia en la zona y que, al contrario, lo apoyarían pues era mejor una “respuesta tardía antes que una respuesta inexistente”. La cancelación del viaje, aduciendo razones de seguridad, no hace sino demostrar que el gobierno carece del control total de la región.

Debo Adeniran, de la Coalición contra los Líderes Corruptos (un grupo de presión local), dijo a la prensa que si el presidente, “como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, tiene miedo de visitar Chibok por razones de seguridad, simplemente le dice a la gente del norte del país que él no es capaz de proteger a la población y que entonces deben resignarse a aceptar su destino”.

DZC (AFP, AP, EFE)