Presidente de Costa Rica: ″El Estado está carcomido por la corrupción” | América Latina | DW | 29.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Presidente de Costa Rica: "El Estado está carcomido por la corrupción”

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, concluye que ha encontrado un "Estado en postración", carcomido por la corrupción, mal uso y dilapidación de los recursos públicos y niveles de ineficiencia "intolerables".

Luis Guillermo Solis, presidente de Costa Rica.

Luis Guillermo Solis, presidentre de Costa Rica.

El mandatario, quien asumió el pasado 8 de mayo y presentó a los costarricenses una radiografía de la situación en la que encontró a la nación al asumir su gobierno, pasados los primeros 100 días de su mandato. Solís habló en un teatro de la capital, en un acto al que fueron invitados empresarios, sindicatos, organizaciones sociales y cívicas. El mandatario prometió que durante su administración de cuatro años hará todos los esfuerzos por "revertir" lo que ha encontrado.

"Corrupción, mal uso o desvío de fondos públicos, ineficiencia, burocratismo" fueron entre otras las imágenes que el gobernante presentó ante el país, situación de la que responsabilizó a las últimas administraciones que dirigieron los destinos de la nación centroamericana, una de las democracias más sólidas y estables de América Latina.

"En las últimas décadas hemos sido gobernados con irresponsabilidad", advirtió el mandatario, en una alocución de una hora, en la que además dio a conocer algunas acciones que marcarán el accionar de su gestión.

“Inercia e ineficiencia ha generado corrupción que ofende”

Solís llegó a decir que el país ha sido "secuestrado" por algunos círculos de poder, y dijo que el estado de inercia e ineficiencia ha llevado a la existencia de una "espiral de corrupción que ofende a todos". Dijo que una vez conocido el dictamen del estado de las instituciones públicas, promoverá el compromiso y la transparencia y ofreció a lo costarricenses un "gobierno abierto".

Habló de invertir préstamos inactivos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por más de 2.000 millones de dólares en obras de infraestructura, crear 217.000 nuevos puestos de trabajo, combatir una "intolerable" evasión fiscal y promover reformas al sistema tributario costarricense, y aplicar medidas de austeridad, sin afectar los programas sociales.

JOV (dpa, prensalatina)