Presidente de Chile pide perdón por errores en polémico censo | América Latina | DW | 08.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Presidente de Chile pide perdón por errores en polémico censo

Sebastián Piñera, quien dijo que el conteo poblacional había sido “el mejor de la historia”, debió reconocer falencias tras informe que recomienda repetir la operación.

Tardó tres meses, costó al erario 30 millones de euros y, sin embargo, no sirve. Eso ocurrió en Chile con el censo de población realizado en 2012, que fue calificado por el Gobierno de Sebastián Piñera como “el mejor de la historia” y que ahora terminó con el mandatario pidiendo perdón a la ciudadanía por los errores que desacreditaron el estudio.

Las fallas fueron inicialmente denunciadas por funcionarios del Instituto Nacional de Estadísticas, una de las instituciones más respetadas de Chile y sobre la que ahora cae un enorme manto de duda. Una comisión formada para investigar los problemas determinó que lo recomendable era realizar un nuevo censo y que las cifras entregadas por el anterior no debían usarse para los cálculos necesarios en la aplicación de las políticas públicas.

Esto causó una enorme polémica, pues se estima que un 9,3 por ciento de la población del país no fue contada en el censo. Las reacciones contra el Gobierno, que desde que asumió se definió de “excelencia”, forzaron al presidente a tomar cartas en el asunto, toda vez que faltan apenas cuatro meses para las elecciones donde la alianza gobernante de centroderecha parece tener pocas opciones frente a la expresidenta Michelle Bachelet.

Se pide "segunda opinión"

“Se cometieron errores en el censo y quiero pedir humildemente perdón a los chilenos”, dijo Piñera en un acto público este jueves (08.08.2013). Y la candidata de la oposición, al frente de una coalición que agrupa desde demócrata-cristianos hasta comunistas, aprovechó la oportunidad para declarar que “aquí lo que importa es que el año 2015 se haga un nuevo censo y se corrijan todas las debilidades que pudieran tener que corregirse”.

Los resultados del censo del 2012 son tan cuestionables que el director de estadísticas presentó su renuncia y tiene errores como una alta tasa de omisión de hogares encuestados y posteriores falencias en la revisión de los datos recolectados, así como la omisión de hasta un 20 por ciento de la población en un quinto de los municipios del país.

El Gobierno solicitará una segunda opinión a expertos internacionales. “Cuando recibamos estos antecedentes vamos a tomar en forma totalmente transparente todas las decisiones que sean necesarias para corregir los errores del censo del 2012”, dijo Piñera, quien de todas formas evitó comprometer la realización de un segundo proceso.

DZC (dpa, Reuters)