1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presidente de Burundi: “No habrá piedad” con golpistas

Pierre Nkurunziza regresó al país tras el intento orquestado por una facción del Ejército. El líder del movimiento fue detenido y será juzgado.

Mediante un mensaje radial, y también por medio de su página en internet, el presidente de Burindi, Pierre Nkurunziza, dijo este viernes (15.05.2015) que “no habrá piedad con los enemigos de la democracia”, luego de retornar al país tras el intento de golpe de Estado que sufrió el estado africano el pasado miércoles, a manos de una facción del Ejército. Nkurunziza invitó también a sus compatriotas a participar en las elecciones de junio.

“Llamo a la población a ser solidaria para salvaguardar la democracia y acudir con serenidad a las elecciones”, pidió el jefe de Estado, quien se encontraba en una reunión de líderes africanos al momento del golpe. En abril pasado, Nkurunziza informó que se presentaría como candidato para un tercer período, decisión que provocó protestas pues la oposición la considera anticonstitucional. Pese a ello, al llegar este viernes al palacio presidencial de Buyumbura, fue recibido entre vítores por cientos de seguidores.

Nkurunziza valoró el trabajo de las fuerzas de seguridad que frustraron el golpe, que atribuyó a insurrecciones “mínimas” en algunos lugares de la capital, que a su juicio fueron organizados “desde el año pasado e incluso antes” para hacer caer un gobierno “elegido democráticamente”. También agradeció a los golpistas que se rindieron y aseguró que “la paz y la seguridad prevalecen en todo el país”.

Advertencia de EE.UU.

Las fronteras de Burundi volvieron a abrirse, luego de que el miércoles fueran cerradas al caer bajo control de los insurrectos. Las fuerzas de seguridad leales al mandatario detuvieron ya a cerca de 40 militares alzados, entre los que se cuenta el líder del movimiento, el general Godefroid Niyombare, quien anunció el levantamiento en una radio el pasado miércoles. En los enfrentamientos, 12 golpistas perdieron la vida. Las autoridades prometieron que los insurgentes serán juzgados.

Desde finales de abril, cuando el partido de Nkurunziza hizo públicas sus aspiraciones a la reelección, al menos 20 civiles han muerto en Burundi durante las protestas. Según la oposición, la Constitución burundesa prohíbe una nueva aventura presidencial del mandatario. La candidatura de Nkurunziza ha suscitado temor entre grandes sectores de la población burundesa, que apenas hace una década salió de una guerra civil (1993-2005) que hundió al país y todavía afecta a la sociedad.

Por su parte, Estados Unidos advirtió a Nkurunziza que no vería bien que se presentara para un tercer período, pues ello “exacerbaría” la inestabilidad del país, desde donde miles de personas han huido temerosos de una nueva guerra civil. La oposición ya anunció, en tanto, que las protestas contra el presidente continuarán.

DZC (Reuters, EFE, dpa, AFP)

DW recomienda