Presidente alemán: ¿a punto de renunciar? | Alemania | DW | 17.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Presidente alemán: ¿a punto de renunciar?

En un acto sin precedentes, la Fiscalía se propone iniciar investigaciones contra Christian Wulff, el presidente alemán, por sospecha de corrupción en su función anterior de jefe de Gobierno de Baja Sajonia.

default

Christian Wulff: la Fiscalía quiere investigarlo por sospecha de corrupción.

El caso Wulff, que desde hace semanas ocupa a las esferas políticas y la opinión pública alemana, adquiere dimensiones dramáticas. La Fiscalía ha decidido iniciar investigaciones contra el presidente alemán porque considera que existen sospechas suficientes de que Wulff pudo haber aceptado sobornos en su función anterior como ministro-presidente de Baja Sajonia.

El jueves por la noche, la Fiscalía de Hannover, la capital de ese Estado federado, comunicó que ha solicitado al Bundestag (Parlamento alemán) el levantamiento de la inmunidad que protege al jefe de Estado alemán de investigaciones penales. Se trata de un hecho único hasta ahora en la historia de Alemania. Es la primera vez que un presidente federal en funciones debe someterse a un procedimiento de este tipo.

Las sospechas de la Fiscalía se basan particularmente en la relación de Wulff con David Groenewald, un productor cinematográfico. El Estado federado de Baja Sajonia concedió a fines de 2006 a la empresa de producción cinematográfica de la que Groenewald es socio mayoritario una garantía por un monto de cuatro millones de euros.

Algunos meses más tarde, Wulff y Groenewald pasaron vacaciones juntos en la isla de Sylt. El productor pagó la cuenta de hotel. Wulff afirma que su amigo solo le adelantó el importe, habiéndoselo resarcido luego en efectivo. La Fiscalía ha decidido iniciar investigaciones también contra Groenewold, por posible soborno.

Fiscalía: una decisión nada fácil

“Naturalmente, luego de la sospecha inicial sigue en pie la suposición de inocencia”, resalta la Fiscalía en su comunicado. Agrega que también es su tarea “investigar los hechos que puedan conducir a una descarga” de Wulff. No obstante, la dimensión política del paso dado por la Fiscalía, que tardó varias semanas en decidirse a iniciar investigaciones, pone el presidente alemán en una muy precaria situación.

La presión política sobre Wulff, el más alto representanta del Estado alemán, si bien con funciones mayormente representativas y no políticas, crece de hora en hora. La cuestión no es tanto que la oposición exija su renuncia, sino hasta cuándo podrá contar con el apoyo de la coalición de Gobierno y sobre todo de Angela Merkel, que lo propuso para el cargo a la Asamblea Federal, encargada de elegir al Presidente en Alemania.

Parlamento debe levantar inmunidad

Es muy improbable, prácticamente imposible, que el Bundestag le niegue a la Fiscalía el levantamiento de la inmunidad del presidente. La decisión deberá ser tomada en los próximos días por el pleno del Parlamento. Antes, la solicitud de la Fiscalía deberá ser aprobada por la Comisión de Inmunidad del Bundestag, compuesta por 13 diputados. La comisión no tiene competencia para aprobar o rechazar la solicitud, su tarea consiste en dar una recomendación al pleno.

Thomas Strobl CDU Baden Württemberg

Thomas Strobl, presidente de la Comisión de Inmunidad del Bundestag.

Thomas Strobl (democristiano), presidente de la Comisión de Inmunidad, dijo en declaraciones a la televisión alemana que la comisión analizará muy detalladamente la solicitud de la Fiscalía, dada la alta función del sospechoso y de que se trata del primer caso de este tipo en la historia alemana.

Angela Merkel, la canciller federal, hizo saber a través de un portavoz que ha “tomado nota de los sucesos”, sin pronunciarse más detalladamente al respecto.

Andrea Nahles, la secretaria general del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), en la oposición, exigió la renuncia inmediata de Wulff.

dpa, reuters

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda