1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Preocupación por la tensión religiosa en Oriente Próximo

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, recibió en Düsseldorf el premio Oriente Próximo, dedicado a personas que contribuyen especialmente a la paz en la región.

Siria, Yemen, Irak… y en medio, la "madre de todos los conflictos". Así calificaba el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, el conflicto palestino-israelí durante el discurso de agradecimiento al recibir el premio Oriente Próximo por parte de la Iniciativa Alemana para Oriente Próximo (DINO). La preocupación sobre la escalada del conflicto entre Israel y Palestina fue uno de los temas centrales en la ceremonia, y, aparte del político, también fue galardonada la experta en Oriente Medio Bettina Marx por sus reportajes para las cadenas ARD y Deutsche Welle. Asimismo, la asociación deportiva TUS Makkabi Köln recibió la mención del jurado por “contribuir al equilibrio entre deportistas de diferentes naciones y religiones”.

"Ahora más que nunca" es necesario encontrar una solución al conflicto palestino-israelí para pacificar la región, dijo Schulz durante la entrega. Las injusticias sufridas por los palestinos se instrumentalizan en el mundo musulmán y, sobre todo en los países árabes, genera un resentimiento anti-israelí y anti-occidental.

Bettina Marx, que desde octubre dirige la oficina de la fundación Heinrich Böll en Ramallah, coincidió en que la paz de Israel sería una señal muy importante para toda la región. Los países árabes observan atentamente lo que está pasando: “En las elecciones de 2006, el mundo árabe miraba con envidía a Palestina", explicó la experta, “y en las revoluciones árabes los manifestantes exigían derechos para los palestinos en la plaza Tahrir”.

Pocas perspectivas de paz

Si la paz en Israel es condición ineludible para pacificar la región, la ganadora del premio no cree que haya muchas posibilidades. Según Marx, ni siquiera con la solución de dos Estados: por una parte, pocos políticos en Israel apoyarían esa solución y, por otra, los territorios palestinos están prácticamente ocupados por colonos israelíes. ¿Dónde debería asentarse el Estado Palestino?

Marx considera más realista la opción de un Estado único con igualdad de derechos para ambas naciones. “Como comunidad internacional podemos exigir el derecho al voto para los palestinos”, aclara la experta. Hacerlo en uno o dos Estados sería una decisión de las partes en conflicto.

Teniendo en cuenta el actual aumento de la violencia, un acuerdo de paz parece lejano. Para Martin Schulz, todavía es un conflicto territorial, "pero la chispa del enfrentamiento religioso es un peligro real”. Ahora, tanto Mahmund Abbas como Benjamin Netanyahu deberían actuar con liderazgo. Pero eso es, precisamente, lo que cuestionó el presidente del Parlamento Europeo: “Parece que ambos líderes perdieron la influencia sobre parte de su pueblo”.

La desesperación como esperanza

Ambos premiados coincidieron en que, actualmente, la única esperanza es la desesperación en la que están sumidos ambos pueblos: “No podemos imaginar cómo es vivir en un lugar donde los padres ni siquiera pueden dejar a sus hijos en el autobús porque no saben cuándo será el próximo ataque”, aclaró Schulz sobre la realidad en Jerusalén. Una situación que afecta a ambas partes, puntualizó Marx: “Nadie quiere vivir así y esa es la única esperanza: que el deseo desesperado de alcanzar la paz sea más fuerte que la enemistad ideológica”, concluyó la experta.

DW recomienda