1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Preocupación por la inusual ola de calor que afecta a Europa

La ola de calor que sufre gran parte de Europa es una de las más largas de la última década y es inusual porque ha aparecido al comienzo del verano y porque está afectando a un territorio muy amplio, según explicó este viernes (03.07.2015) la Organización Mundial de la Meteorología (OMM). Según las predicciones, la ola de calor no tiene visos de remitir a corto plazo, por lo que las altas temperaturas continuarán aún varios días en gran parte de Europa occidental, central y oriental.

Lo que tiene de especial esta ola de calor y que la diferencia de las anteriores, especialmente de la del verano de 2003 -ocurrida en agosto y a causa de la cual se estima que murieron 70.000 personas-, es que la actual ha comenzado muy pronto, a finales de junio, y afecta a gran parte del continente, incluyendo zonas de Reino Unido y Rusia.

Esta ola comenzó a finales de junio en el sudoeste de la Península Ibérica, donde en lugares como Almería se registraron 40,8 grados centígrados, un récord para junio. Desde entonces, se han registrado temperaturas máximas de 36 grados centígrados en Londres, 38 en varias ciudades de Alemania o 40 grados centígrados en Francia y Rusia.

La definición de lo que es una ola de calor varía de país a país, pero básicamente es cuando se supera una alta temperatura en un lugar específico y por un determinado y prolongado período de tiempo. “Actualmente, la OMM está trabajando en armonizar una definición, pero lo que sorprende de la actual es que está siendo una de las más largas de los últimos años”, indicó en una rueda de prensa el experto de la OMM Omar Baddour.

Esta semana, la OMM ya advirtió de que las olas de calor como la que sufre parte de Europa esta semana son normales pero inusuales, no obstante, a causa de los efectos el cambio climático, la frecuencia, la intensidad y el alcance de estos fenómenos extremos aumentarán a corto plazo. Durante los últimos 50 años las olas de calor se han vuelto cada vez más frecuentes. “De hecho podemos comprobar con la de 2003, la de 2010 en Rusia y ésta ahora, que las olas de calor son cada vez más frecuentes”, aseguró Baddou.

Baddour también recordó que la ola de calor también está afectando al oeste de Estados Unidos, mientras que en los países escandinavos está haciendo mucho más frío de lo habitual en esta época del año. (EFE)