1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Preocupación internacional tras la detención de Ledezma

La Fiscalía venezolana está a punto de imputar al alcalde de Caracas por presunta conspiración. En el ámbito internacional se mira con preocupación lo que sucede en el país tras su detención.

La alianza opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) lo tiene claro. Para ellos, lo ocurrido ayer con la detención del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, es un golpe desde el Estado contra la institucionalidad democrática. El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, dijo en una rueda de prensa que la detención del alcalde es una "agresión", con el fin de ilegalizar de facto a la oposición democrática. "Queremos denunciar que estamos en presencia de un golpe propinado desde el Estado, desde el Gobierno, contra la institucionalidad democrática, contra el pueblo. El caso de Ledezma es clara muestra de ello", recalcó.

La Fiscalía General dijo que en las próximas horas imputará al alcalde por cargos de conspiración para organizar y ejecutar actos violentos contra el Gobierno. El presidente, Nicolás Maduro, dijo que Ledezma será encausado después de haber firmado un manifiesto público, junto con el encarcelado dirigente opositor Leopoldo López y la exdiputada María Corina Machado, en el que planteaban un Gobierno de "transición" para enfrentar la crisis económica del país.

No acaba la crisis con la detención

Para Torrealba, Ledezma es un gobernante tan legítimo como Maduro y "sin embargo, fue objeto de un secuestro, sin orden judicial, con un despliegue de fuerzas desproporcionado". "El alcalde fue golpeado, vejado, él, que es el depositario de la soberanía popular. Por eso decimos que estamos en presencia de un golpe de Estado perpetrado desde el Gobierno contra la soberanía popular. Esta no es solo una maniobra de distracción. Estamos frente a una agresión en toda la línea para ilegalizar de facto a la oposición democrática", recalcó.

Mientras, el líder opositor Henrique Capriles dijo que la detención de Ledezma es una "violación a la Constitución", con un procedimiento "ilegal". En una declaración pública, Capriles dijo que Maduro no tiene argumentos y "apela a la descalificación" contra la oposición. "¿Acaso metiendo preso a Ledezma se acabaron las colas para comprar los alimentos? ¿Qué quiere Nicolás con esto? ¿Tapar la crisis?", preguntó. Para Capriles, estos hechos demuestran que Gobierno "utiliza la justicia a su favor".

Preocupación internacional

Por su parte, la Casa Blanca pidió hoy (20.02.2015) al Gobierno de Maduro que deje de "amedrentar" a la oposición y que libere a los prisioneros políticos, entre ellos a Leopoldo López y a Antonio Ledezma. La Casa Blanca volvió a negar las acusaciones de Maduro de que Washington está detrás de un presunto golpe para derrocarlo, acusaciones que calificó una vez más de "ridículas". Roberta Jacobson, secretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, se mostró preocupada a través de su cuenta de Twitter "por lo que parece ser una escalada de intimidación de la oposición de parte del Gobierno de Venezuela".

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, reaccionó diciendo que la detención de Ledezma ha provocado "una fuerte alarma por la forma en que se llevó a cabo y por el carácter de mandatario electo en ejercicio de su cargo". Insulza hizo un llamado a "detener los hechos que conducen a una espiral de polarización que envuelve a la sociedad venezolana y que hace imposible la búsqueda de acuerdos que reúnan la voluntad de todos los sectores". Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) celebrarán un encuentro extraordinario, aún sin fecha, para analizar la situación de Venezuela tras el arresto de Ledezma. Así lo anunció hoy el secretario general del organismo, Ernesto Samper.

MS (dpa/Reuters)