1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Premio Sajarov para disidente chino encarcelado

Hu Jia, de 35 años, no pudo asistir a la ceremonia por encontrarse en prisión. El motivo, haber ofrecido en público su versión sobre el estado de los derechos humanos en China.

default

Hu Jia, testimonio de la lucha por la libertad de expresión en China.

Pese a las protestas del gobierno en Pekín, el activista de derechos humanos Hu Jia fue galardonado en ausencia por el Parlamento Europeo con el prestigioso Premio Sajarov para la Libertad de Pensamiento. El joven chino, de 35 años, no pudo asistir a la ceremonia por encontrarse actualmente cumpliendo condena en una cárcel de su país.

Hu Jia fue sentenciado a 3 años y medio de cárcel en abril de 2008 tras haber ofrecido su versión sobre el estado de los derechos humanos en China durante una teleconferencia con la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, en diciembre de 2007. El cargo elevado en su contra: "instigación a socavar la autoridad pública".

Hu, un profesional de la informática, lucha desde hace casi una década por los derechos humanos, la protección del medio ambiente y los derechos de los seropositivos en China, un compromiso que ha tenido que pagar con cárcel y arresto domiciliario en más de una oportunidad.

Piden "cara humana" a China

Sacharow Preis an Hu Jia

Ovación para Hu Jia en el Parlamento Europeo durante la entrega del galardón.

Durante la ceremonia celebrada este miércoles, 17 de diciembre, en Estrasburgo, el presidente del Parlamento Hans-Gert Pöttering pidió al gobierno de China que mostrara "una cara humana" y dejara libre a Hu Jia en los meses venideros. Pöttering afirmó que Hu recibe el premio "en nombre de las voces obligadas a callar en China y el Tíbet". El premio lleva el nombre del disidente ruso y Premio Nobel de la Paz 1975, Andrei Sajarov (1921-1989).

En la sala plenaria del Parlamento Europeo se colocó una fotografía de Hu Jia sobre una silla vacía; ningún familiar del activista de derechos humanos chino pudo viajar a Estrasburgo. "Yo espero que él pueda regresar pronto a casa", dijo su esposa, Zeng Jinyan, en un mensaje de video proyectado en el Parlamento. Zeng señaló que no había podido llevarle la noticia de su condecoración directamente, pero que agentes policiales se habrían encargado de hacerlo en su lugar.

Preocupa su salud

Las condiciones de la celda en donde Hu cumple su condena habrían mejorado desde su traslado a una cárcel de Pekín, pero su estado de salud sigue siendo motivo de preocupación para su esposa. A Hu le habrían practicado frecuentes exámenes sanguíneos en los últimos tiempos, pero las autoridades se negarían a compartir los resultados con sus familiares. Según afirmaciones de sus allegados, Hu padecería una cirrosis hepática.

Zeng anunció su intención de utilizar los 50 mil euros con que está dotado el Premio Sajarov otorgado a su esposo para crear una fundación de apoyo a los familiares de activistas de derechos humanos chinos que hayan sido encarcelados. Sin embargo, una vocera del Parlamento Europeo admitió que todavía no estaba claro si el dinero podía ser transferido a la República Popular China.

El Premio Sajarov fue entregado este año por vigésima vez. Entre los galardonados del año pasado figuran la líder de la oposición birmana Aung San Suu Kyi, el ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela y el ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan. Entre los asistentes a la ceremonia del miércoles estaban la escritora Taslima Nasreen y Alexander Milinkevich, uno de los políticos emblemáticos de la oposición en Bielorusia –ambos receptores del premio en entregas anteriores–, así como Jelena Bonner, la viuda del mismísimo Andrei Sajarov.

DW recomienda