1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Premio DD. HH. de Nürenberg al iraní Abdolfattah Soltani

El abogado iraní Abdolfattah Soltani, es el portador del Premio Internacional de Derechos Humanos 2009 de la ciudad de Nuremberg, que honra el compromiso de un tenaz defensor de los derechos humanos en su país.

default

Abdolfattah Soltani, portador del Premio Internacional de Derechos Humanos 2009, que otorga la ciudad de Nurenberg.

El premio dotado de 15.000 euros es un reconocimiento a la labor incansable del abogado de 55 años de edad, a quien ni los encarcelamientos lo han hecho claudicar en la defensa de los derechos humanos en su país, Irán. “Bajo las condiciones más adversas, Soltani ha representado a presos políticos ante los tribunales y ha demostrado valentía al denunciar públicamente las violaciones a los derechos humanos que cometen las autoridades iraníes”, argumentan los miembros del jurado, entre quienes estuvo el argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980.

Global Media Forum Teilnehmer Shirin Ebadi

Shirin Ebadi, portadora del Nobel de la Paz 2003.

Activistas perseguidos

Soltani es miembro del Centro de los Defensores de los Derechos Humanos fundado en Irán por la abogada Shirin Ebadi, portadora del Premio Nobel de la Paz 2003. En el verano del 2006 el Ministerio del Interior iraní calificó a esta entidad como una organización ilegal y anunció la persecución penal de sus integrantes. Como abogado, Soltani ha defendido a numerosas personas acusadas de espiar el programa nuclear iraní bajo pedido de los servicios secretos de Israel y EE UU. El alcalde de la ciudad de Núremberg y presidente del jurado, Ulrich Maly, subrayó al dar a conocer el nombre del premiado que la “filosofía del premio es distinguir a aquellas personas que demuestran un compromiso personal en la defensa de los derechos humanos y que por ello se encuentran bajo amenaza”.

Soltani ha estado varias veces en prisión, la primera porque denunció públicamente que sus defendidos, líderes de la oposición, habían sido torturados. En julio de 2006 Soltani fue condenado a cinco años de cárcel acusado de “difundir información confidencial” ante lo que presentó una apelación. Al ser declarado inocente en todos los puntos de la misma, se aventuró por primera vez, aunque en vano, a demandar a los responsables de su detención.

La decisión del jurado se entiende a la vez como una exhortación a la cúpula política de la República Islámica de Irán a que cumpla con las convenciones internacionales de defensa de los derechos humanos. Desde 1995 la ciudad de Núremberg otorga cada dos años el Premio Internacional de Derechos Humanos a personas o grupos que han demostrado un compromiso ejemplar en la defensa de dichos valores asumiendo riesgos personales. El premio es a la vez un símbolo de compromiso de la ciudad que fue sede de los Congresos del Partido Nacionalsocialista, y donde fueron promulgadas las leyes raciales nazis. “Debe entenderse como una señal de paz que promueve la comprensión entre los pueblos”, dice un comunicado de la ciudad.

Uni Allameh Teheran

Protestas universitarias en Teherán.

Otros galardonados

Otros galardonados en años anteriores han sido Eugénie Musayidire de Ruanda (2007), fundadora de la Asociación Esperanza para Ruanda y del Centro de recuperación terapéutica IZERE; Tamara Chikunova de Uzbekistán (2005), fundadora y líder de la Asociación de Mujeres contra la Pena de Muerte y la Tortura.

En el 2003 el premio fue recibido conjuntamente por Teesta Setalvad de la India y el paquistaní Ibn Abdur Rehman, periodistas que trabajan por los derechos de las minorías marginadas en sus países y por la paz entre India y paquistán. En el 2001 el galardonado fue el Obispo Samuel Ruíz García, de Chiapas, por su infatigable defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas de Chiapas, México, durante más de dos décadas, mientras que en 1999 se honró a Fatimata M´Baye, abogada de Mauritania, luchadora por los derechos de las mujeres y contra la esclavitud en su país.

Khemais Chammari (Túnez) y Abe J. Nathan (Israel), quienes trabajan por la paz y la comprensión entre los países de Oriente Medio, obtuvieron el premio en 1997, mientras que Sergej Kowaljow, miembro del parlamento de Rusia, que criticó fuertemente las masivas violaciones a los Derechos Humanos de Rusia en Chechenia, fue honrado en 1995.

DW recomienda