Potencias mundiales aceptan dialogar con Irán sobre plan nuclear | El Mundo | DW | 06.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Potencias mundiales aceptan dialogar con Irán sobre plan nuclear

Reanudación de negociaciones con Irán conjuraría confrontación militar en Cercano Oriente.

El anuncio lo hizo la jefa de política exterior de la UE, Catherine Ashton. La noticia se conoció poco después de que Rusia llamó a sostener nuevas conversaciones con Irán lo antes posible, afirmando que Teherán probó que está listo para negociaciones serias. Con Israel manteniendo su voluntad de lanzar una acción militar en caso de creerlo necesario, el diálogo podría ser un alivio para una crisis que ha elevado los precios del petróleo y amenazado con sumir a Estados Unidos en su tercera guerra en una década.  

El negociador nuclear iraní, Saeed Jalili, escribió a Ashton en febrero diciendo que Teherán quería reabrir las negociaciones y ofreciendo "nuevas iniciativas" para llevar a la mesa. "Hoy (martes) contesté a la carta del Dr. Jalili del 14 de febrero", dijo Ashton, que representa a Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania en las relaciones con Irán, en un comunicado, después de semanas de consultas.           

"Ofrecí reanudar las conversaciones con Irán sobre el tema nuclear", agregó. La fecha y el lugar de las conversaciones tendrán que ser acordados, dijo Ashton. "Nuestro objetivo general sigue siendo una solución amplia, negociada y a largo plazo que restaure la confianza internacional en la naturaleza exclusivamente pacífica del programa nuclear de Irán y respete el derecho de Irán al uso pacífico de la energía nuclear", escribió Ashton a Jalili.   

Los Estados occidentales seguramente se mostrarán cautelosos, conscientes de que en el pasado Irán hizo promesas de diálogo con el fin de ganar tiempo y aliviar la presión, no como un medio para llegar a un acuerdo.            

El último acercamiento de la república islámica con las seis potencias coincide con los daños sin precedentes provocados por las sanciones de Occidente contra su sector petrolero y financiero. La reanudación de las conversaciones igualmente podría demorar el camino aparente hacia una confrontación militar para destruir el programa nuclear iraní, que según Occidente busca desarrollar una bomba atómica. Teherán asegura que sólo tiene fines pacíficos.    

Israel, que dice que su existencia podría verse amenazada si Irán logra fabricar armas nucleares, está perdiendo confianza en los esfuerzos occidentales por contener a la República Islámica mediante sanciones y presión diplomática.       

dpa

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda