1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Posible asesinato de embajador griego en Brasil

Agentes de la Policía encontraron en la noche de ayer un auto alquilado por Amiridis con un cuerpo calcinado dentro en la localidad de Nova Iguaçu, al norte de la ciudad de Río. El auto estaba quemado.

La Policía brasileña investiga el posible asesinato del embajador griego en Brasil,  Kyriakos Amiridis, después de que el diplomático desapareciera hace cuatro días mientras pasaba sus vacaciones en el estado de Río de Janeiro, informaron hoy (30.12.2016) medios locales. Agentes de la Policía encontraron en la noche de ayer un auto alquilado por Amiridis con un cuerpo calcinado dentro en la localidad de Nova Iguaçu, al norte de la ciudad de Río. El auto estaba quemado. Los análisis para identificar al cadáver estaban aún en marcha.

Según el canal de noticias Globo News, la Policía señaló que una de las hipótesis barajadas es que el diplomático de 59 años pudo haber sido víctima de un crimen pasional, mientras se descartaba un posible secuestro. La esposa de Amiridis y otra persona prestaron declaración ante la Policía de Homicidios local en la noche del jueves. Las autoridades no han dado aún detalles. "Ya tengo una hipótesis sobre el caso, pero prefiero no hablar todavía", citó la estatal Agencia Brasil al jefe de la División de Homicidios de la región de Baixa Fluminense, Evaristo Pontes, a la que pertenece Nova Iguaçu.

Amiridis pasaba las vacaciones en una casa que la familia de su esposa, una brasileña, tiene en Nova Iguaçu. La región de Baixa Fluminense es conocida por sus altos índices de violencia. El caso se dio a conocer el jueves, tres días después de la desaparición de Amiridis. Diplomáticos de la legación griega en Brasilia confirmaron que el embajador está oficialmente de vacaciones hasta el día 9 y que había sido reportado como desaparecido dado que no se conocía su paradero desde la noche del lunes. El diplomático, a cargo de la embajada griega desde enero, ya había vivido en Río de Janeiro como cónsul griego entre 2001 y 2004.

MS (dpa/efe)

DW recomienda