1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Portavoz de Trump renuncia a su cargo

Según medios locales, Sean Spicer dejó su puesto debido al nombramiento de Anthony Scaramucci como jefe de prensa.

Ver el video 01:43

Renuncia vocero de la Casa Blanca

Anthony Scaramucci, es el nuevo director de comunicaciones de la Casa Blanca. Así se confirmó después que se entrevistara con  Donald Trump este viernes por la mañana (21.07.1027).

Sean Spicer era hasta el portavoz de Trump, desempeñando dos funciones, tanto como secretario y director de prensa. Esta situación se arrastraba desde mayo, cuando el puesto de comunicaciones quedó vacante después que Michael Dubke renunció.

Mientras Scaramucci queda como director de prensa, el cargo que ocupaba Spicer en un primer momento como secretario de medios, será ocupado por Sarah Sander, que en las últimas semanas estaba reemplazando a Spicer, quien ya se había alejado de las ruedas de prensa.

Lea también:

 Dimite el director de comunicación de la Casa Blanca

Portavoz de Trump dice que Hitler no usó armas químicas

Weltwirtschaftsforum Davos 2017 Anthony Scaramucci (Picture-alliance/dpa/M. Euler)

Anthony Scaramucci es el nuevo portavoz de la acministración Trump.

Medios locales fueron quienes divulgaron la noticia. Es así como "NBC News" y "The New York Times", indican que Spicer renunció por estar en desacuerdo con la contratación de Scaramucci, incluso señalan que Trump le pidió que se quedara en el Gobierno, a lo que Spicer le respondió que contratar a Scaramucci era una gran error.

Spicer, de 45 años, se había convertido en una figura polémica desde el día siguiente a la toma de posesión de Trump, cuando se enzarzó en una vehemente disputa con periodistas sobre el número de personas que habían asistido a la ceremonia de investidura frente al Capitolio.

Ver el video 02:30

Terremoto político en EE. UU

Durante los seis meses que ejerció como portavoz de la Casa Blanca, Spicer protagonizó varios enfrentamientos verbales con la prensa y terminó convirtiéndose en un mascarón de proa del Gobierno de Trump. También por este motivo se convirtió en objeto de programas cómicos de la televisión estadounidense.

En varias ocasiones se había especulado con que Trump estuviera descontento con la labor de Spicer y pudiera despedirlo en cualquier momento. Últimamente, el portavoz había relegado sus comparecencias a un segundo plano dejando en manos de su suplente Sarah Sanders las reuniones informativas con la prensa.

MN (dpa, ap)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema