1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Porsche se asegura participación mayoritaria en Volkswagen

El fabricante alemán de coches deportivos incrementó su paquete de acciones en Volkswagen hasta el 50,76 por ciento. A lo largo de 2009 proseguirá con la compra de títulos, pero no podrá obtener el control total.

default

Un paso más de Porsche, con el 75 por ciento de participación en el horizonte.

Con algunos meses de retraso, pero el fabricante alemán de coches deportivos Porsche ya cuenta con más de la mitad de las acciones de Volkswagen. Concretamente, la compañía con sede en Stuttgart, en el estado federado de Baden-Wurtemberg, anunció el lunes la adquisición de una participación de alrededor del 8 por ciento de las acciones de Volkswagen por un importe de unos 6.000 millones de euros. De esta manera, Porsche alcanza el 50,76 por ciento del accionariado de la compañía de Wolfsburgo, en la Baja Sajonia.

Más adquisiciones a la vista

Autosalon Genf 2006 Bildgalerie Teil 2 Porsche GT3

La marca de coches deportivos irrumpió en Volkswagen hace tres años.

Desde que Porsche irrumpiera por sorpresa en Volkswagen hace ya tres años, la marca de automóviles deportivos no ha cejado en su empeño por aumentar progresivamente su participación. De hecho, planea adquirir títulos a lo largo de 2009 hasta aproximarse al 75 por ciento del capital de Volkswagen. Para ello cuenta con opciones de compra aseguradas que le permitirán llegar hasta dicho porcentaje.

La realidad, sin embargo, es que en el camino por incrementar su participación en la empresa de la Baja Sajonia, Porsche tuvo que pisar el freno a finales del año pasado. El motivo, la espectacular escalada de la cotización de las acciones de Volkswagen en la bolsa. La especulación en los mercados ante la falta de títulos impulsó al alza los valores desde los 210 euros hasta un pico histórico de 1.005 euros, lo que frenó la materialización de las opciones de compra de títulos de Volkswagen por parte de Porsche.

No tendrá el control completo

El control de Porsche sobre Volkswagen, sin embargo, no será total. Aunque los planes del fabricante de Stuttgart acaben haciéndose realidad a lo largo de este año, el 75 por ciento de los títulos en su poder no serán suficientes. El estado federado de la Baja Sajonia pretende mantener su 20 por ciento de participación, lo que según la ley especial aprobada por el gobierno alemán el pasado mes de noviembre, le permitirá bloquear decisiones estratégicas.

Sólo la insistencia de la Comisión Europea, que pretende -como quiere Porsche- aumentar el mínimo de acciones para poder ejercer el derecho a veto al 25 por ciento- podría hacer cambiar la situación. Por su parte, el ejecutivo germano asegura que la normativa respeta el derecho comunitario.

Consecuencia no deseada

Bilanz-Pressekonferenz bei Autobauer Porsche

Las ventas de Porsche en Norteamérica descendieron un 24 por ciento en 2008.

Haber superado el 50 por ciento de participación en Volkswagen comportará, por otro lado, una consecuencia no deseada para Porsche. El fabricante de automóviles deportivos pasa ahora a controlar indirectamente la compañía de camiones sueca Scania, hasta ahora en manos de Volkswagen. Según la legislación del país escandinavo, Porsche deberá realizar ahora una oferta de compra.

Un portavoz de Porsche ya ha avanzado que no tienen "ningún interés estratégico en Scania" y que realizarán la oferta mínima que la ley les permita.

Repunte en las acciones

El anuncio de compra de un nuevo paquete de acciones de Volkswagen comportó un importante alza de los títulos de la compañía de Wolfsburgo, que llegaron a cotizarse cerca de los 300 euros por acción, unos 40 euros más que el día anterior.

Por otra parte, Porsche anunció un descenso de las ventas en Norteamérica durante 2008. En concreto, la empresa alemana facturó el año pasado 27.717 unidades en Estados Unidos y Canadá, un 24 por ciento menos que en 2007. Los modelos más afectados por el retroceso de las ventas fueron el 911 y el Boxster, debido a la crisis económica y al cambio de modelos en ambas series.

DW recomienda