1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Por qué viaja la canciller Merkel al África?

Rubricado el nuevo lineamiento para las relaciones con África, la canciller Merkel hace una gira por tres países. Objetivo: asegurar materias primas. ¿Qué hay de nuevo en ésto? Deutsche Welle habló con especialistas.

default

La canciller alemana, Angela Merkel, visita Angola, Kenia y Nigeria del 11 al 14 de julio

A mediados de junio, el gobierno alemán publicó su nuevo concepto para las relaciones con África. Un mes después, la canciller Angela Merkel viaja, entre este lunes 11 y el 14 de julio, a Angola, Kenia y Nigeria.

Los intereses comerciales son el núcleo de la visita. El continente africano está lleno de materias primas que despiertan la codicia tanto de los países industrializados como de las economías emergentes. En el viaje de la líder germana se trata de “nuevos” lazos económicos con los países africanos. ¿Cómo se entiende lo “nuevo” de esta relación?

Öl und Gaskraftwerk in Angola Flash-Galerie

Refinerías de petróleo y gas en Angola

De receptores a socios

“El concepto del Gobierno de Berlín tiene verdaderamente algo nuevo en el sentido que dice claramente que la ayuda al desarrollo tiene que estar enmarcada en la política alemana en el continente y que está supeditada a los intereses comunes. Se trata de un intento de lograr un nivel normal en la relación.

Es decir, es un concepto en el que por primera vez no se pone en primer plano la ayuda para combatir la pobreza, sino que se habla de Estados normales en los cuales los intereses económicos y las relaciones comerciales son importantes”, explica Helmut Asche, director del Instituto para Africanística de la Universidad de Leipzig.

El que sean esos tres países –Angola, Kenia y Nigeria- los que visite Angela Merkel deja clara la línea de los intereses alemanes: con Nigeria y Angola hay buenas relaciones comerciales. “Kenia es, de la East African Community, el país más importante comercialmente. De todas las organizaciones regionales africanas, esta comunidad es la que más progresos ha hecho en cuanto a lograr un mercado regional y un mayor nivel de integración. Para nosotros esto es muy interesante”, explica el catedrático alemán.

China lo ha hecho bien

Por otra parte, la presencia de China ha mostrado el camino. “En la relación con África, China –en su búsqueda de fuentes seguras de materias primas- ha combinado inteligentemente la inversión económica y comercial con el desarrollo. Con ello, algunos países africanos han dado un salto cualitativo considerable. Los alemanes fueron mucho tiempo de la opinión de que el negocio con las materias primas era algo que se hacía en los mercados internacionales. Ahora, la volatilidad de éstos ha puesto de manifiesto que asociaciones más concretas sirven mejor a la seguridad de nuestra economía. En esa medida, Alemania sigue un camino que empezó China”, concluye Asche.

África necesita negocios transparentes

Con los objetivos claros, el presidente del Banco Africano de Desarrollo, Donald Kaberuka, advierte de tener cuidado con este cambio de perspectiva. El ex ministro de Finanzas y Economía de Ruanda preparó el camino de la reconstrucción de su país después de la guerra civil en la década de los 1990. En 2005 encabezó las negociaciones para la redención de la deuda a países en desarrollo. “Debemos procurar más negocios e inversiones, lograr infraestructura y potencial económico”, dice Kaberuka apelando tanto a la responsabilidad de cada país africano –cuyas elites han usufructuado de las riquezas-, como a los países inversionistas que van en busca de la explotación de materias primas.

Flash-Galerie Tiere in freier Wildbahn - Gnus in Kenia

Masai Mara en Kenia

Günter Nooke, el subsecretario para el África del gobierno alemán, enfoca la transparencia en los negocios a cerrar y habla de unificar estrategias: “la industria necesita un marco legal al que atenerse. Si éste no existe, no se puede dejar el negocio de la minería en manos de empresas chinas sin escrúpulos. A la industria alemana no le hace bien que brasileños o chinos extraigan de materias primas con dudosas condiciones”.

La crítica al concepto y a los planes alemanes no se hace esperar. La Asociación de Organizaciones Alemanas de Desarrollo (Venro) afirma que estos planes ignoran voluntariamente las condiciones reales de vida de la población africana. Peter Eigen, fundador de Transparency International, exhorta a la canciller a asumir su responsabilidad en cuanto a tomar medidas que conviertan en una bendición la maldición que ha significado hasta ahora para el África su riqueza en materias primas.

Autor: Ogunsade/Fürstenau/Banchón
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda