“¿Por qué sacrificar un socio comercial para darle gusto al otro?” | Diga usted | DW | 18.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

“¿Por qué sacrificar un socio comercial para darle gusto al otro?”

La UE intenta convencer a Latinoamérica de que no aproveche la difícil situación actual para beneficiarse haciendo negocios con Rusia. Las reacciones de nuestros usuarios no se han hecho esperar.

Estoy plenamente de acuerdo con que los gobiernos de nuestros países respalden el comercio exterior con Rusia y otros países como China, así como los tratados de comercio con la UE por ejemplo. Me parece que el comentario de malestar de la Unión Europea no tiene mucho sentido pues me parece que ellos deberían ser los primeros en respetar el derecho soberano de cada Estado a decidir sus relaciones comerciales y políticas. Estados Unidos y Europa sí le siguieron vendiendo cosas a Rusia aun cuando se supone que estaban tan indignados con Crimea, incluso tenían negocios de armas. ¿Por qué entonces criticar la venta de alimentos desde Sudamérica?

Heriberto Quiroga, Colombia

Rusia hace muchos años que mantiene relaciones comerciales con Argentina, y es algo que ya viene de la época de la URSS. Si vamos a analizar la conducta actual sobre las relaciones comerciales con las dificultades que se están presentando en la UE y de esa forma perjudicar a los productores, no podemos dejar de mencionar que algunos países europeos que son productores de alimentos y bebidas en Argentina exportan desde mi país. Mencionaré solo el sistema de empresas francesas que están radicadas aquí desde hace muchos años y actualmente exportan desde Argentina a los EE.UU., Canadá, Australia, Brasil, y la lista continúa.

Grace Martin Stienne, Argentina


Los países de la UE siguen actuando con ánimo colonizador. Por si no se han dado cuenta los pueblos de América Latina se independizaron hace doscientos años y hasta donde se sabe son soberanos, no dependen de la UE, no son colonia de nadie. Que la UE se ocupe de gobernar y presionar a sus miembros, que con eso tienen bastante. La declaración de Bruselas contra los países latinoamericanos que aspiran a exportar más a Rusia es un abuso y muestra de que Europa no ha cambiado.

María Cristina Quiroga, Colombia


La nota sobre el aumento del comercio entre Rusia y América Latina indicando que esta última tendría que ser más solidarios con la UE me llamó la atención. ¿Mostró la UE alguna solidaridad con América Latina en el caso de los fondos buitre contra Argentina?

Carlos Ernesto López, Argentina


Desde Latinoamérica, no me queda claro por qué deberíamos abstenernos de hacer negocios con Rusia; las diferencias políticas, que van tomando connotaciones económicas, son entre la Federación Rusa y la Unión Europea (y por alguna razón también Estados Unidos). En Latinoamérica tenemos muy buenas relaciones diplomáticas, culturales y comerciales con la Unión Europea, pero también se han venido construyendo relaciones cordiales con Rusia en calidad de socio. ¿Por qué pues deberíamos sacrificar a un socio para darle gusto al otro, en un problema que no tiene absolutamente nada que ver con ningún país latinoamericano? Sobre todo cuando hay importantes ingresos económicos en medio. ¿Acaso la UE está dispuesta a comprarnos todo el producto que se deje de vender a Rusia? No lo creo.

Luis López, El Salvador


La UE se acuerda de América Latina cuando nos necesita. Mientras tanto no nos compran productos y se instalan en nuestros territorios con empresas contaminantes. América Latina necesita ayuda. Tiene alimentos de muy buena calidad y en gran cantidad. La UE pone trabas a las exportaciones. Ahora existe la oportunidad de vender.

Raúl Schibber, Argentina

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los títulos de los artículos y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

Si desea leer más opiniones sobre estos temas en Facebook, por favor, acceda a http://www.facebook.com/dw.espanol

Autora: Lydia Aranda Barandiain (recopilación)
Editora: Claudia Herrera