1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Polonia: Walesa niega haber trabajado para el servicio secreto comunista

Walesa admitió en el pasado la firma bajo presión de un compromiso para convertirse en informador de los servicios secretos, pero ha insistido en que nunca actuó como tal.

Lech Walesa

El premio Nobel de la Paz y expresidente polaco, Lech Walesa, lleva años negando las especulaciones que circulan sobre su supuesta actividad como agente.

El premio Nobel de la Paz y expresidente polaco, Lech Walesa, negó hoy (18.02.2016) la veracidad de los documentos que, según el director del Instituto de la Memoria Nacional (IPN), Lukasz Kamisnki, confirman que fue informador de la policía comunista polaca a cambio de dinero.

"No puede haber ningún documento del que yo sea responsable, y si lo hubiera, entonces no harían falta falsificaciones", dijo el histórico líder del sindicato Solidaridad desde Venezuela en unas declaraciones que recogen medios polacos.

Las palabras del histórico activista anticomunista llegan después de que el IPN afirmara hoy que documentos incautados a la familia del último ministro del Interior del régimen comunista, Czeslaw Kiszczak, revelan que Lech Walesa fue informador de los servicios secretos (SB) entre 1970 y 1976 bajo el pseudónimo de "Bolek".

El director del IPN, una institución pública encargada de investigar los crímenes cometidos durante el periodo de ocupación nazi y el régimen comunista, dijo que entre los documentos disponibles se encuentra la firma de Lech Walesa como "Bolek", además de una confirmación de un pago.

"En el expendiente personal hay un sobre y dentro una declaración escrita a mano de disposición a colaborar con la seguridad del Estado, (con la firma) Lech Walesa +Bolek+", señaló Kaminski en relación a su supuesto nombre en clave de "Bolek". “La firma de Walesa en ese documento es auténtica”, aseguró.

Firma bajo presión

Walesa admitió en el pasado la firma bajo presión de un compromiso para convertirse en informador de los servicios secretos, pero ha insistido en que nunca actuó como tal ni recibió dinero de los SB.

Los archivos han salido a la luz después de que la viuda de Kiszczak ofreciese vender al IPN informes de los servicios secretos elaborados durante los años 70, según explicó ayer la portavoz del Instituto para la Memoria Nacional.

Por el contrario, la familia de Kiszczak sostiene que el IPN les ofreció dinero por esos documentos tras la muerte de Czeslaw Kiszczak en noviembre del pasado año.

En todo caso la ley polaca obliga a entregar este tipo de documentos al Instituto.

Crítico del nuevo gobierno nacional conservador

En la época comunista Walesa lideró el sindicato Solidarnosc y en 1990 se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente en Polonia, cargo que ocupó hasta 1995.

Walesa es considerado un crítico del nuevo gobierno nacional conservador dirigido por el partido Ley y Justicia (PiS) y del líder de ese partido, Jaroslaw Kaczynski. En diciembre el considerado héroe nacional advirtió de que las tensiones sociales podrían llevar a una "guerra civil" en Polonia.

FEW (EFE, dpa)



DW recomienda