1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Polonia: desmontando el Estado de derecho.

El gobierno polaco lleva tiempo socavando el Estado de derecho. Con la aprobación de una ley que afecta la elección de los jueces del tribunal supremo perdió totalmente la vergüenza, explica la jurista Anne Sanders.

DW: Mirando hacia Polonia como abogada, ¿todavía es un Estado de derecho?

Anne Sanders: Realmente no va por el camino correcto. El gobierno del PiS (del polaco Ley y Justicia) lo está desmontando en pequeños trozos desde el comienzo de su mandato. Pero con este último paso ha perdido toda la vergüenza como Estado de derecho.

¿Cómo hace exactamente para socavar ese Estado de derecho?

Comenzó en 2015, cuando el PiS ganó las elecciones y tomó medidas contra el Tribunal Constitucional. Entonces parecía que el PiS solo iba a permitir a sus jueces afines entrar al tribunal. Se comenzaron a tomar pequeñas medidas para entorpecer los procesos y, en la práctica, terminó dificultando el trabajo del tribunal.

¿Puede dar ejemplos?

Los procesos se tramitan según su orden de entrada. Se podría pensar que así funcionaría de forma más rápida y ordenada, pero al final los casos críticos y urgentes quedan relegados porque el tribunal está demasiado ocupado con casos antiguos. Otro ejemplo es el quórum de grandes mayorías necesarias para tomar decisiones. Tampoco parece ser malo, pero cuando una mayoría quiere calificar una decisión del gobierno como anticonstitucional, basta el rechazo de solo unos pocos jueces para impedirlo.

La ley aprobada hace unos días afecta el Consejo Nacional Judicial, órgano que designa a los jueces para el Tribunal Supremo. ¿En qué medida que actúa el PiS allí?

 Dr. Anne Sanders, especialistas en derecho.

Dr. Anne Sanders, especialistas en derecho.

Este consejo está protegido por la Constitución para garantizar la independencia los jueces. Hasta ahora, era una especie de autogobierno judicial y los jueces elegían a sus representantes. Con la nueva ley, el Parlamento podrá decidir qué jueces estarán en el consejo. En el futuro podría ser que solo estuviese ocupado por jueces cercanos al PiS. El partido podrá determinar quién será juez en Polonia, pero además la ley también permite al PiS despedir a los jueces que estaban en el consejo hasta ahora.

El argumento del PiS es que el nombramiento de los jueces no era democrático. Son el partido elegido y por eso quieren tener algo que decir. ¿Es legítimo este argumento?

Es el argumento que siempre repite el PiS. El consejo está regulado en la Constitución y debe proteger la independencia de la justicia. Es decir, que una orden judicial pueda ir contra las decisiones de mayorías parlamentarias. Ahora, el PiS quita independencia a los jueces instalando a partidarios que siguen sus políticas. No puede ser. Un juez no debería seguir una orientación política determinada. Debería tener libertad para tomar decisiones aunque sean impopulares.

¿Cómo se nombra a los jueces en Alemania?

Los jueces se eligen a través de un comité a nivel federal  formado por parlamentarios y ministros de los diferentes Estados, y luego son nombrados pro el Ministerio de Justicia. Se podría decir que el Parlamento tiene mucha influencia y es cierto. Por eso no sorprende que el gobierno polaco argumente que está haciendo una reforma al estilo de Alemania

¿Cuál es entonces la diferencia entre el poder judicial polaco y el alemán?

El sistema alemán es un sistema estable donde hay controles y equilibrios para que los jueces trabajen independientemente. También hay cierta cultura de la independencia y ningún político diría que los jueces deberían tomar decisiones de acuerdo con la mayoría. Por lo menos, no se conocen ese tipo de casos. Otro punto clave de la nueva ley en Polonia es que el ministro de Justicia puede decidir qué juez mantendrá su cargo en el Tribunal Supremo. Eso no existe en Alemania. Sin embargo, es verdad que desde Alemania hay que mirar con preocupación lo que sucede en Polonia. Nuestro sistema se basa en estructuras maduras que podrían ser destruidas fácilmente. Deberíamos preguntarnos cómo fortalecer y proteger nuestro sistema judicial independiente.

La oposición teme que el PiS entre en el  consejo y presione a los jueces con procedimientos disciplinarios. ¿Es paranoia o un miedo justificado?

No creo que sea paranoia. La actitud del PiS es cada vez más severa. Al principio era temas pequeños, pero ahora hay una ley que permite incluso quitar a los jueces de su cargo. Por eso creo que las cosas pueden empeorar. Me imagino que el partido tratará de influir en los procesos en curso. Algunos juristas me dijeron a título personal que incluso temían por el control de los procesos electorales y del sistema de financiación de los partidos políticos.

¿Está diciendo que el Tribunal Supremo podría influir en las elecciones parlamentarias con los jueces del Pis?

Eso lo dijeron algunos jueces con los que hablé personalmente. Si hubiese irregularidades electorales, el PiS estaría contento de que las revisen jueces afines. Está claro que son especulaciones, pero deja entrever la importancia de la independencia de la judicatura en el Estado.

¿Puede la Unión Europea hacer algo frente a la erosión del Estado de Derecho en Polonia?

Poco. Existe el procedimiento del  artículo 7 según  el cual se le puede retirar la membresía a un Estado cuando viole ciertos derechos. Pero eso requiere unanimidad de todos los Estados miembros y Hungría probablemente apoyaría a Polonia. En ese punto se ve claramente que la UE obedece a un gran ideal pero no tiene capacidad suficiente para imponer valores fundamentales.

Anne Sanders es profesora en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Bonn y es experta en la independencia judicial en Europa. Desde hace dos años se ocupa del desarrollo del poder judicial en Polonia.

DW recomienda