Policía turca reprime protestas a un año de Gezi | El Mundo | DW | 31.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Policía turca reprime protestas a un año de Gezi

Cientos de manifestantes se congregaron en distintas ciudades para recordar las mayores concentraciones populares realizadas en Turquía.

La policía de Turquía utilizó gases lacrimógenos y cañones de agua para restaurar el orden en al menos tres ciudades del país, donde manifestantes opositores se congregaron para conmemorar el primer aniversario de las protestas en Plaza Taksim y el parque Gezi, que intentaron poner en jaque al gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, al que acusaban –y siguen acusando– de gobernar al país con mano de hierro.

Las mayores protestas contra el gobierno en décadas comenzaron como reclamo por la destrucción de un parque, el Gezi, y terminó como un gigantesco movimiento social. La policía cerró este sábado (31.05.2014) varias avenidas y detuvo el transporte público para impedir el paso hacia la plaza y el parque, ambos símbolos de la oposición. Quienes deseaban dejar flores en el parque en recuerdo de las al menos seis personas que perdieron la vida en los disturbios, fueron impedidos de hacerlo.

Cientos de personas se congregaron en esta oportunidad en Estambul, al grito de “renuncia, asesino AK”, en referencia al partido político que apoya a Erdogan. Otras manifestaciones similares se realizaron en la capital, Ankara, así como en la sureña ciudad de Adana. Helicópteros policiales sobrevolaban Estambul, donde al menos 103 personas fueron detenidas.

Policía “hará todo lo necesario”

El impresionante despliegue policial, de hasta 25.000 agentes y 50 blindados según algunos medios, consiguió en parte impedir la manifestación, así como también la suspensión del tránsito de barcos entre la parte asiática y europea de la ciudad dificultó sobremanera el movimiento de quienes querían llegar a protestar. Varios barrios de la ciudad fueron rodeados por efectivos de las fuerzas de seguridad.

Erdogan había advertido antes que la policía haría todo lo necesario para mantener la calma en la zona. “Los de (el parque) Gezi han convocado una marcha a Taksim. Si van para hacer algo así, me perdonarán, pero la policía ha tomado medidas rotundas y hará lo que sea necesario, de la A a la Z”, dijo en un discurso. Reportes de prensa posteriores aseguran que hubo enfrentamientos aislados entre manifestantes y policías.

Algunos adolescentes consiguieron ingresar a una calle comercial, donde fueron reprimidos por policías, alguno de los cuales vestían de civil, pese a que portaban las porras reglamentarias. “Es evidente que hay muchos policías sin uniforme, pero hay otros muchos que van disfrazados y son de los servicios secretos”, dijo a la agencia EFE un joven que se identificó como Sercan y que acusó que los adolescentes que comenzaron las agresiones contra los agentes no entendían la naturaleza de la manifestación.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda