Policía interrogará a sospechoso de crimen de Lee Rigby | Europa | DW | 28.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Policía interrogará a sospechoso de crimen de Lee Rigby

Michael Adebowale, de 22 años, dejó el hospital y fue trasladado a una comisaría en Londres. El otro detenido, Michael Adebolajo, sigue hospitalizado.

Archivo.

Archivo.

Michael Adebolawe, uno de los dos sospechosos del crimen del soldado británico Lee Rigby, ocurrido el miércoles 22 de mayo en Londres, abandonó el hospital donde se recuperaba de las heridas que sufrió cuando fue detenido por la policía, y fue trasladado este martes (28.05.2013) a una comisaría, donde será sometido a interrogatorios.

Adebolawe, de 22 años, aparece brevemente en un video y también en fotografías (abajo, junto al automóvil), donde conversa con algunas mujeres que intervinieron para intentar detener el crimen. En las escenas, viste de blanco y porta un cuchillo. Su acompañante, Michael Adebolajo, de 28 años, es quien intenta justificar ante un testigo el horrendo crimen de Rigby, quien fue atropellado y acuchillado.

Adebowale permaneció junto al vehículo.

Adebowale permaneció junto al vehículo.

Hasta ahora, la policía británica ha detenido a diez sospechosos, en el marco de la investigación por el asesinato, que para las autoridades británicas es un “atentado terrorista”. Sin embargo, casi todas han sido puestas en libertad, con o sin fianza. Adebolajo, en tanto, sigue hospitalizado en condición estable.

Familia avergonzada

Precisamente la familia de Adebolajo, quien se ve con las manos ensangrentadas en el video más conocido dado a conocer tras el crimen, expresó este martes su horror por lo que calificó de “un crimen sin sentido” y manifestó su “profunda vergüenza y angustia” por medio de un comunicado entregado a la prensa.

En ese documento, la familia del principal sospechoso envía sus “sinceras condolencias” a la familia del soldado Rigby, al tiempo que asegura que “condena de forma absoluta” el terrorismo y confía en que los asesinos del soldado enfrentarán a la justicia. “Queremos decir claramente que creemos que no existe lugar para la violencia en nombre de la religión o la política”, agrega el texto.

“Creemos que todos los miembros bienintencionados de la sociedad comparten esta visión, donde sea que hayan nacido y cualquiera sean sus opiniones políticas o creencias religiosas”, termina el texto.

DZC (dpa, AP, AFP)

DW recomienda