1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Policía detiene a dos personas por ataques en Copenhague

Serían cómplices del principal sospechoso de los atentados que dejaron dos muertos y cinco heridos el pasado sábado en la capital danesa.

La Policía de Dinamarca confirmó este lunes (16.02.2015) que detuvo a dos personas por su presunta participación como cómplices en los atentados que el sábado pasado dejaron tres muertos y cinco heridos en Copenhague. Se trata de dos hombres, quienes habrían entregado las armas al principal sospechoso de los ataques, quien fue abatido por la policía tras un enfrentamiento cerca de una estación de trenes.

“Los dos hombres son sospechosos de haber ayudado con palabras y hechos al autor de los atentados armados en Krudttonden y Krystalgade (el centro cultural y la calle donde está la sinagoga atacadas ese sábado, respectivamente)”, informó la Policía en un breve comunicado. Uno de los presuntos ayudantes fue capturado la mañana del domingo, mientras que el otro cayó en las manos de la policía en la tarde. Ambos son interrogados a puertas cerradas.

De acuerdo a varios medios daneses, los dos sujetos han negado los cargos de estar vinculados por el atacante, un hombre de 22 años que era conocido por la policía por tener un historial de delitos violentos y posesión de armas al que la prensa ha identificado como Omar Abdel Hamid El Hussein. El hombre nació en Dinamarca y solamente dos semanas atrás había dejado la cárcel, donde estuvo por un ataque con cuchillo en un tren.

Acto en el café

Fuentes de la investigación han solicitado la ayuda de la población para aclarar tan rápido como sea posible los atentados. “Nos gustaría contactar con testigos que hayan visto los hechos”, declararon, haciendo hincapié en que son especialmente importantes aquellos que hayan visto al hombre camino hacia el lugar del primer ataque. El diario Politiken aseguró que el principal sospechoso se acercó tambaleándose a la sinagoga fingiendo estar borracho. Luego mató a un vigilante e hirió a dos policías que intentaron detenerlo.

Eso ocurrió después de que atacara un café cultural donde se realizaba una exposición sobre libertad de expresión. Allí causó la muerte del cineasta danés Finn Norgaard e hirió a otras tres personas. Este lunes Dinamarca recordará a las víctimas en actos en varias ciudades del país. La primera ministra, Helle Thorning-Schmidt, y la alcaldesa de París atenderán a una ceremonia en el café Krudttonden, el lugar del primer ataque durante un acto de debate sobre libertad de expresión y arte.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda