1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Policía china abre fuego contra manifestantes tibetanos en Ganzi

Una decena de heridos dejó la acción, ocurrida en una de las zonas calientes de las protestas contra el gobierno chino.

Las protestas contra la detención de un respetado líder local terminaron en la prefectura de Ganzi, en la provincia de Sichuan (China), con un total de diez personas heridas luego de que la policía abriera fuego contra los manifestantes, de acuerdo a reportes entregados por la organización Campaña Internacional por el Tíbet (ICT por sus siglas en inglés), con oficina en el Reino Unido.

La información, dada a conocer este jueves (14.08.2014), se refiere a unos acontecimientos ocurridos el pasado 12 de agosto en Sershul, cuando decenas de personas se reunieron en las calles para exigir la liberación del líder local Wangdak, que se ha erigido como portavoz de las reivindicaciones tibetanas con respecto a la celebración de actos religiosos que son mal vistos por las autoridades chinas.

ICT aseguró que, de acuerdo a varias fuentes tibetanas en el exilio, la zona donde se produjeron las manifestaciones y la represión “está ahora bajo un fuerte control, con los tibetanos locales, entre ellos los ancianos y los niños, sujetos a interrogatorio”. En los medios sociales circulan fotografías que muestran a tibetanos con “graves heridas en la cabeza y el torso” tras el incidente, dijo ICT.

No es la primera vez

Según el ICT, la misma localidad donde se produjo el ataque policial de este miércoles había vivido episodios similares en el pasado. En 2013, un grupo de tibetanos se reunió para celebrar el cumpleaños del Dalai Lama. Pese a estar desarmados, fueron atacados por la policía, que abrió fuego, dejando a diez heridos de gravedad, entre ellos dos con impactos de bala en la cabeza.

En abril de 2008, ocho tibetanos murieron por disparos de la policía en Ganzi mientras protestaban por la detención de varios monjes, poco después de que la capital tibetana, Lhasa, viviera las peores revueltas de esta minoría étnica de las últimas décadas. China considera al Tíbet una parte inseparable de su territorio, aunque los dirigentes tibetanos en dicen que el lugar era virtualmente independiente hasta que llegaron las tropas comunistas en 1951.

DZC (Reuters, EFE)