Policía británica arresta a 660 presuntos pedófilos | Europa | DW | 16.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Policía británica arresta a 660 presuntos pedófilos

La policía británica ha arrestado a 660 presuntos pedófilos y pederastas como resultado de una operación “sin precedentes” llevada a cabo durante seis meses, informó este miércoles (16.07.2014) la Agencia Nacional del Crimen (NCA). Entre los arrestados hay médicos, maestros, trabajadores sociales, monitores de scouts y ex oficiales de policía. De ellos, 39 ya habían sido condenados por delitos sexuales.

La operación fue desarrollada durante medio año con la participación de la policía de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Como resultado fueron puestos bajo protección más de 400 niños. En la mayor parte de los casos todavía no se oficializaron acusaciones, aunque algunos de los detenidos ya han sido acusados por cargos que van desde la posesión de imágenes obscenas de niños hasta abusos sexuales graves.

“Algunas de las personas que empiezan viendo imágenes obscenas online pasan directamente a abusar de niños”, dijo el subdirector de la NCA, Phil Gormley. “Así que la operación no trata sólo de atrapar a personas que ya cometieron abusos, sino de disuadir a potenciales agresores antes de que crucen esa línea. Queremos que sepan que Internet no es un lugar seguro y anónimo para acceder a imágenes obscenas, que dejan una huella digital y que los agentes policiales les encontrarán”, explicó Gormley.

La NCA no reveló la forma en que se detectó a los sospechosos, pero Gormley explicó que los supuestos pederastas habrían utilizado la “Internet invisible”, es decir, el contenido que no es registrado por las páginas de búsqueda habituales y por el cual los usuarios suelen pagar con moneda virtual, para evitar ser detectados. Ningún diputado o exdiputado está afectado por la actual investigación, explicaron las autoridades. Hace dos semanas el Ministerio de Interior británico fue acusado de haber ocultado durante décadas el abuso de menores por parte de diputados. (dpa)