1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Policía búlgara acusada de robos contra los refugiados

La policía búlgara no solo impide a los refugiados entrar en Bulgaria y los obliga, a veces de forma violenta, a retornar a Turquía, sino que también les inflige, maltratos y palizas, los amenaza con armas o perros y les roba sus posesiones, como teléfonos móviles y dinero.

Así, al menos, consta en las numerosas denuncias que recibe la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Sofía por parte de solicitantes de asilo que lograron cruzar la frontera turco-búlgara.

"Recibimos testimonios de personas que han cruzado la frontera y que han sido detenidas por la Policía fronteriza o la Policía de Guarda: aseguran que les dan palizas, les roban sus posesiones y les aplican el así llamado 'pushback', es decir los obligan a volver a Turquía desde territorio búlgaro", declaró el director de la oficina de ACNUR en Bulgaria, Roland-François Weil.

Añadió que a ACNUR le consta que esto sucede no solo en la zona fronteriza sino también en el interior de Bulgaria, e incluso se denuncian robos cuando los refugiados intentan abandonar el país para continuar su viaje hacia Europa Occidental, principalmente en la frontera con Serbia.

El hábito del "pushback", es decir el método ilegal de rechazar a solicitantes de asilo que acaban de cruzar la frontera, ha sido denunciado también por la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) en un informe reciente. (EFE)