1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Policía alemana realiza amplia redada en Düsseldorf

La policía alemana detuvo a 40 ciudadanos de países norteafricanos, 38 de ellos sospechosos de estar ilegalmente en el país, en una redada llevada a cabo el sábado 16 de enero en Düsseldorf y en la que fueron registradas 294 personas, informaron este domingo (17.01.2016) las fuerzas de seguridad.

Unos 300 agentes participaron en el operativo llevado a cabo durante más de seis horas en 18 cafés, casinos y bares en los que se fuma pipa de agua en el conocido como barrio del Magreb, próximo a la estación de Düsseldorf, capital del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste del país. En la zona, conocida también como “Pequeño Marruecos”, residen principalmente ciudadanos del norte de África y cuenta con numerosos restaurantes y establecimientos típicos.

No obstante, el barrio da cobijo también, según la policía, a presuntos carteristas y sospechosos de cometer robos en plena calle y traficar con droga. Entre los detenidos, uno de los cuales estaba ya pendiente de expulsión, se encuentra otra persona sospechosa de vender objetos robados, precisaron las fuerzas de seguridad. Asimismo, se realizaron varias denuncias, principalmente con delitos relacionados con las drogas.

Según las fuerzas de seguridad, la redada no tiene relación directa con los sucesos registrados en Nochevieja en Colonia y que llevaron a centenares de mujeres a denunciar robos y agresiones sexuales. “Aun así, esperamos contar con indicios que puedan hacer avanzar las investigaciones” de lo ocurrido en Colonia, subrayó el responsable del operativo llevado a cabo en Düsseldorf.

La policía de Düsseldorf cuenta ya hace tiempo con un proyecto llamado “Casablanca” destinado a analizar la situación en torno a la población magrebí. Según un balance provisional presentado recientemente, la policía ha identificado a más de 2.200 sospechosos de cometer robos y delitos similares procedentes del Magreb, más de la mitad originarios de Marruecos.

En una entrevista al dominical Bild am Sonntag, el presidente de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), Holger Münch, afirma que los inmigrantes procedentes de los Balcanes y del norte de África, sobre todo de Marruecos, Túnez y Argelia, son entre la población inmigrante los que más se hacen notar por cometer delitos. En el caso de los refugiados procedentes de Siria e Irak, el caso es el contrario, subrayó. En términos generales, agregó, la delincuencia no se ha disparado de forma proporcional al aumento de la cifra de refugiados que llegan al país. (EFE)