1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Policía admite errores tras tragedia de Año Nuevo en Shanghai

La policía china admitió que subestimó el tamaño de la multitud, mientras aumentan las críticas tras la estampida ocurrida en la noche de fin de año en Shanghai que dejó 36 muertos y 49 heridos, según las últimas cifras.

La policía trata aquí de controlar la situación en la alameda del puerto de Shanghai, lugar del accidente.

La policía trata aquí de controlar la situación en la alameda del puerto de Shanghai, lugar del accidente.

"La policía cometió un error al calcular el número de personas que acudieron al evento", señaló el vicecomandante de la policía de Huangpu, Cai Lixin, en declaraciones a medios estatales chinos. Sin embargo, negó informaciones de testigos que aseguraban que billetes de dinero falsos arrojados desde una ventana de un club nocturno cercano provocaron la catastrófica estampida en el paseo marítimo Bund de la ciudad portuaria. "Eso ocurrió después".

Imágenes de cámaras de vigilancia mostraron decenas de billetes lanzados a unos 60 metros del lugar de la estampida a las 23:47 horas. Sin embargo, la estampida había comenzado a las 23:35 horas, cuando la gente empezó en unas escaleras cercanas, donde unos luchaban por subir y otros por bajar, informaron la policía y testigos. Muchos fueron pisoteados, apretados con violencia y algunos murieron asfixiados.

El lanzamiento de billetes se sumó al caos, dijo un testigo al diario "South Chian Morning Post", editado en Hong Kong. La multitud fue mayor de lo previsto y la presencia policial menor que en las celebraciones de la fiesta nacional del 1 de octubre, señalaron medios estatales.

Unos 500 policías se sumaron a los 700 ya desplegados

Entre 100.000 y 150.000 personas se reunieron en la ciudad para dar la bienvenida al Año Nuevo, estiman los medios, aunque fuentes oficiales se negaron a dar cifras concretas. La menor presencia policial se justificó por la cancelación una semana antes de un previsto espectáculo de luces con fuegos artificiales, ante el temor a un caos de transporte y a una gran afluencia. El año pasado acudieron unas 300.000 personas.

"Aun cuando las casusas concretas no están claras, las autoridades asumen la responsabilidad", señaló la agencia de noticias Xinhua. "La policía lamenta su error de no intervenir con efectividad cuando la multitud comenzó a aumentar de forma desacostumbrada a las 23:30 (hora local)", citó Xinhua al vicecomandante policial.

Unos 500 policías se sumaron a los 700 ya desplegados cuando las cámaras de vigilancia mostraron un pasaje para peatones totalmente congestionado cerca de la plaza de Chen Yi, informó la agencia de noticias Xinhua. Sin embargo debido a la multitud la policía tardó entre 5 y 8 minutos, más de lo previsto, en llegar al lugar, dijo Cai.

La policía se abrió camino al centro de la multitud y ayudó a evacuar a los heridos al timpo que abría el camino para las ambulancias, dijo Wang Qiang, otro policía en una rueda de prensa. Hoy muchos habitantes de la ciudad depositaron flores blancas –el color del luto en China- en la plaza Chen Yi, cerca del histórico Peace Hotel, en recuerdo de las víctimas.

Aunque los chinos se basan en un calendario diferente y festejan la llegada de su nuevo año unas semanas después del 31 de diciembre, hace varios años que miles de personas acuden al paseo marítimo en Shanghai para seguir la cuenta regresiva del Año Nuevo.

JOV (dpa, tagesschau)

DW recomienda