1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Políticos belgas buscan respuestas tras atentado de Bruselas

Los líderes de varios partidos belgas pidieron este jueves (24.03.2016) una comisión de investigación parlamentaria por el doble atentado del 22-M en Bruselas, para depurar responsabilidades y aclarar qué sabía o no el Gobierno de uno de los terroristas suicidas, Ibrahim al Bakraoui, quien había sido expulsado por Turquía.

En una conferencia en el Parlamento, varios líderes de la oposición exigieron la instalación rápida de una comisión de investigación tras los atentados, que han costado la vida a al menos 31 personas, sobre todo después de que Ankara asegurara que informó a Bélgica de haber detenido a Al Bakraoui porque era un combatiente extranjero.

Turquía dijo haber informado a Bélgica de la expulsión de Al Bakraoui y que Bruselas no lo había asociado con acciones o preparativos terroristas, ya que, según dijo el miércoles el ministro de Justicia, Koen Geens, sólo lo tenían identificado como “delincuente común”.

Geens también puntualizó que Ibrahim al Bakraoui había sido expulsado a Holanda, no a Bélgica. Ankara precisó que lo enviaron a Holanda a petición propia y que ambos países fueron informados. El presidente del Parlamento belga, Siegfried Bracke, confirmará la constitución de la comisión de investigación en torno a la expulsión de El Bakraoui y el viernes se definirá su cometido exacto al término de una reunión del comité de Interior, Justicia y Asuntos Exteriores.

En una comparecencia parlamentaria se examinarán las respuestas que ofrezcan los ministros responsables de estas carteras, Jan Jambon, Geens y Didier Reynders, de acuerdo con la misma fuente. El diputado de los democristianos francófonos del CDH Georges Dallemagne dijo a la cadena de televisión RTL que los legisladores tienen el derecho a conocer todos los datos, al igual que sus homólogos franceses en la Asamblea Nacional de Francia tras los atentados del 13-N de París. (EFE)