1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Política en la Alemania del 2007: Merkel, cumbres, clima y ex terroristas

Fueron muchos los temas que dominaron la agenda alemana: subsidio familiar, relevo de un político bávaro y amnistía para 2 mujeres ex terroristas. Pero la Cumbre de los 8 y el cambio climático fueron los más relevantes.

default

Merkel recibe al Dalai Lama: un gesto valeroso de la canciller alemana.

Indudablemente la canciller Angela Merkel fue el personaje político del 2007 en Alemania. Su protagonismo y buen desempeño como presidenta de la Unión Europea durante el primer semestre de 2007 coincidió con la Cumbre de los Ocho países más industrializados del mundo realizada en el balneario de Heiligendamm, en el Mar Báltico alemán.

El cambió climático marcó definitivamente la agenda de casi todos los países en el 2007 y Alemania asumió el reto tratando el tema durante la Cumbre del G-8. Los ministros del Medio Ambiente de los ocho países más industrializados del mundo discutieron en Postdam, en el sureste de Berlín, la protección de la biodiversidad y los recursos energéticos. Dicha conferencia fue preparatoria para la Cumbre del G-8 que tuvo lugar en junio en Heiligendamm y para la Conferencia del Clima y la Diversidad que Naciones Unidas realizó en Bali en diciembre de este año y la próxima programada para mayo de 2008.

Brasil y México por primera vez en Cumbre de los Ocho

Aparte del Grupo de los Ocho, también asistieron a la conferencia, representantes de países emergentes como China, India, Brasil, México y Sudáfrica. La biodiversidad y especies y su conservación y protección, a nivel mundial, fueron los principales temas.

Los ministros del Medio Ambiente advirtieron sobre las grandes pérdidas económicas que causan la desaparición de las especies. “Cada día perdemos 150 especies, con lo que borramos el banco de datos de la naturaleza a una velocidad hasta ahora desconocida”, dijo para la ocasión el ministro alemán, Sigmar Gabriel, en nombre de la presidencia del G-8.

La presidencia alemana de los países más industrializados del mundo presentó además la “Iniciativa de Potsdam”, que tiene como objetivo investigar “las ventajas de la diversidad biológica, sus beneficios globales, los costos de su pérdida y la relación entre los costos de actuar y no actuar a favor de su conservación”. Una propuesta que fue bien recibida.

Entre más crezca la población mundial, más obligados estamos a reemplazar los recursos energéticos no renovables”, dijo Gabriel. Un cometido que “no será posible sin recursos genéticos”.

RAF: los terroristas que quisieron “dañar el Estado”

En 2007 el presidente federal alemán les concedió la libertad a dos mujeres que militaron en agrupación de ultraizquierda RAF (Fracción del Ejército Rojo). Brigitte Mohnhaupt, ex dirigente de la RAF, fue liberada el 25 de marzo de 2007, tras más de 24 años en prisión por su participación en asesinatos del grupo de extrema izquierda en la década de 1970.

Por otra parte, la Audiencia Regional de Fráncfort liberó a la ex terrorista Eva Haule de la cárcel después de cumplir 21 años de prisión. Haule había sido detenida en 1986 y condenada en abril de 1994 por haber participado en un atentado contra el cuartel general de la fuerza aérea de Estados Unidos en Fráncfort.

No paga levantarse con las armas y envenados de ideología

En el ataque, perpetrado en 1985, murieron tres personas. El comando terrorista, que integraba Haule, había asesinado en la noche del 7 de agosto de 1985 en un bosque de Wiesbaden al soldado Edgard Pimentel para adueñarse del salvoconducto que utilizarían al día siguiente para ingresar con 126 kilos de explosivos a la base militar. En la explosión del artefacto, colocado en un automóvil abandonado en un estacionamiento, perecieron otro soldado y una empleada civil, ambos estadounidenses.

La conmemoración de los asesinatos del fiscal general Siegfried Buback, del gerente del Banco Dresdner Jürgen Ponto y el secuestro y asesinato del presidente de la agremiación de empleadores Hanns-Martin Schleyer, así como del secuestro de un avión y la tragedia desencadenada por el terror de la RAF revivieron todo el año de 2007 en Alemania los oscuros años del terrorismo de ultraizquierda y dejaron en claro cuán vano fue querer levantarse con las armas y no con argumentos.

DW recomienda