1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Política de refugiados: una pelea infinita

El encuentro de los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea no llevó a ningún acuerdo en materia de refugiados. Alemania pierde cada vez más aliados. Bernd Riegert informa desde Bruselas.

Soldados macedonios refuerzan la frontera de Macedonia con Grecia.

Soldados macedonios refuerzan la frontera de Macedonia con Grecia.

El próximo jueves y viernes (18 y 19 de febrero) los jefes de Gobierno y de Estado de la Unión Europea emprenderán un nuevo intento por encontrar una solución a la crisis de refugiados. Pese a reiterados llamamientos, hasta ahora, los países miembros del bloque comunitario no han implementado la propuesta de la Comisión Europea de registrar a los refugiados en Grecia y repartirlos en la UE de acuerdo con un sistema de cuotas.

De las cerca de 160.000 personas que actualmente se encuentran en Grecia e Italia y que deberán ser repartidas, apenas 500 han emprendido su viaje. También el plan de la canciller alemana, Angela Merkel, de cerrar la frontera entre Grecia y Turquía a la inmigración ilegal y trasladar a los refugiados en contingentes directamente de Turquía a la UE cuenta cada vez con menos adeptos.

Merkel se queda sola

Steinmeier rechaza cerrar frontera de Macedonia con Grecia a refugiados.

Steinmeier rechaza cerrar frontera de Macedonia con Grecia a refugiados.

En la actualidad, incluso Francia, el aliado más estrecho de Alemania, se niega a apoyar la política merkeliana. El primer ministro galo, Manuel Valls, rechaza los contingentes de refugiados. Por su parte, el nuevo ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, fue más diplomático en las consultaciones con sus colegas en Bruselas. Según Ayrault, las relaciones franco-germanas son decisivas y “deben ser fortalecidas para ayudar a desarrollar de forma conjunta una propuesta sobre cómo conservar los intereses nacionales y aumentar nuestras capacidades para enfrentar los retos”.

En la próxima cumbre de la UE, la canciller germana quiere hacer un balance del actual rumbo político. A fin de lograr un acercamiento entre los diferentes grupos, en los próximos días el presidente del Consejo Europeo viajará por el continente para preparar la cumbre. Antes de ésta probablemente también se llevará a cabo una reunión de la “coalición de los dispuestos” con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para sondear si la frontera de la UE con Turquía puede ser asegurada mejor, si el abastecimiento de los refugiados en Turquía funciona bien y si se ha logrado frenar a los traficantes de personas.

Plan para cerrar ruta balcánica

En Bruselas, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, desechó sobre todo el plan de los países balcánicos y de Austria para cerrar la frontera entre Grecia y Macedonia a los refugiados. “Aquellos que por medio de soluciones aparentemente fáciles tratan de expulsar a países miembros europeos deben tener claro que eso no será posible”, dijo Steinmeier a reporteros. “No podemos trazar nuevas fronteras en la Unión Europea. Grecia es un Estado miembro. Es nuestro deber proteger lo mejor que podamos las fronteras exteriores de Grecia”, agregó.

Este lunes también se reunieron representantes del llamado “grupo Visegrad”, es decir Polonia, Checoslovaquia, Hungría y Eslovaquia, que rechazan la solución de contingentes de Merkel. Como consecuencia, el ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, amenazó en Bruselas con una discusión sobre las ayudas financieras de la UE a los países del Este de Europa que se nieguen a acoger a refugiados.

El estado de ánimo en la UE es muy tenso. Muchos países opinan que Alemania debería ceder y mostrarse “solidaria” con la mayoría. Y mientras continúa la pelea entre los ministros, cada día arriban unos 2.000 refugiados y migrantes a la UE.

DW recomienda