Polémica en torno a funcionario de Macri | América Latina | DW | 30.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Polémica en torno a funcionario de Macri

El Gobierno argentino se distanció de las controvertidas declaraciones hechas por uno de sus funcionarios. Éste negó la magnitud y la sistematicidad del plan represivo de la última dictadura militar contra sus opositores

Argentinien Präsident Mauricio Macri (Reuters/A. Marcarian)

El presidente de Argentina, Maurico Macri.

Este lunes (30.1.2017) en Argentina, tres ministros y un secretario de Estado del presidente Mauricio Macri, dirigentes de la oposición y defensores de los derechos humanos criticaron al director general de Aduanas, Juan José Gómez Centurión, por declaraciones que hizo este domingo (29.1.2017) en una entrevista televisada. "No creo que fuera un plan sistemático”, dijo el funcionario en alusión a la represión sufrida por los opositores de la última dictadura militar (1976-1983).

, un exmilitar que combatió en la batalla por el control de las islas Malvinas,  abordó el tema cuando le consultaron si sentía "odio” por el dictador Leopoldo Fortunato Galtieri (1981-1982), quien le declaró la guerra a Gran Bretaña. "Odio, no. (...) Siento que fue un personaje de la historia que nadie va a recordar”, señaló antes de negar que Galtieri fuera parte de un plan genocida. "No lo creo. Creo que no cometo un pecado mortal con esto”, subrayó la máxima autoridad de Aduanas.

Entre la candidez y el cinismo

A continuación entró en terrenos más espinosos. Gómez Centurión descartó que fueran 30.000 los desaparecidos que corren por cuenta de la última dictadura argentina, como lo han denunciado hasta ahora las organizaciones defensoras de derechos humanos, articulando una frase cuyo cinismo tardará en ser olvidada por sus compatriotas: "No es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras”, dijo. La Secretaría de Derechos Humanos del Ejecutivo de Macri respondió rápidamente.

 "Esas opiniones son a título personal. No son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del Gobierno”, comentó, añadiendo que tampoco le parecía "acertado” someter las cifras a debate porque eso "no mitiga la dimensión de la tragedia”. Sin embargo, políticos y otras figuras prominentes de la sociedad argentina orearon severas palabras contra el propio Macri mientras condenaban las de Gómez Centurión.

Macri, blanco de duros ataques

A juicio de la dirigente del grupo Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, las declaraciones de Gómez Centurión coinciden con "la visión del Gobierno”, porque la mayoría de los funcionarios de Macri "han participado en la dictadura con sus empresas, con su silencio”. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) no podía faltar: vía Twitter acusó a Macri de tener entre sus funcionarios a los civiles que "se enriquecieron” con la dictadura y "nunca fueron juzgados”.

Con ellas coincidió el premio Nobel de la Paz (1980) Adolfo Pérez-Esquivel, quien acusó al funcionario de ser cómplice de la dictadura. "Lo que está haciendo este Gobierno es demoler poco a poco todo lo que es la memoria y la política de derechos humanos”, agregó el activista argentino.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda