1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Polémica en torno a “Fondo Global de Agua”

El VI Foro Mundial del Agua llegó a su fin sin acuerdos concretos en torno a aspectos importantes del abastecimiento global. El tópico más controvertido: la centralización de la administración de las aguas del planeta.

Durante una semana, en el marco del VI Foro Mundial del Agua, 19.000 representantes de la sociedad civil y expertos del ámbito político y económico participaron en 300 talleres, mesas redondas y conferencias para discutir sobre los embates causados por la escasez del vital líquido en algunas zonas del mundo y otros asuntos ligados al abastecimiento global. El evento, celebrado en la localidad francesa de Marsella, culminó este sábado (17.3.2012) con la presentación de prometedoras respuestas para problemas locales y regionales.

Como muestra, un botón: estrategias novedosas para extraer agua del suelo, evitar su despilfarro y mejorar el acceso a manantiales e instalaciones sanitarias fueron expuestas en la sección “Pueblo de Soluciones”. Pero el debate en torno a un nuevo paradigma para el uso del agua a escala nacional e internacional sólo produjo discrepancias. El tópico más controvertido: la comparación del abastecimiento de agua público con el privado. Noventa empresas encargadas del servicio de agua en diversas ciudades asistieron al VI Foro Mundial del Agua.

Weltwasserforum in Marseille

Gustave Massiah, directivo del Foro Social Mundial y vocero en Francia del grupo altermundista attac.

Al final de las sesiones, el ministro francés de Desarrollo, Henri de Raincourt, se pronunció a favor de crear una institución global para la administración del agua y la protección del medio ambiente; una idea que el Primer Ministro de Francia, François Fillon, había defendido desde que el foro comenzó. “El Gobierno francés, y no sólo él, está absolutamente convencido de que una organización mundial para el medio ambiente nunca ha sido más necesaria que ahora”, dijo de Raincourt. La de Fillon y de Raincourt no fue la única propuesta de esta índole.

Benedito Braga, presidente del Comité Internacional del Foro Mundial del Agua, sugirió el establecimiento de un “fondo de agua” bajo la égida de las Naciones Unidas, dejando claro que la centralización de la administración de las aguas del planeta es una noción que gana terreno, al menos entre ciertas instancias y Gobiernos que ya concentran un enorme poder político y económico en sus manos. Esta tendencia centralizadora fue duramente criticada en el Foro Mundial Alternativo del Agua, que tuvo lugar paralelamente.

Polémica tendencia centralizadora

Weltwasserforum in Marseille

Jacques Cambon, ex director de una compañía filial del gigante francés Suez y miembro de attac.

“Si ese ‘Fondo Global de Agua’ se erige en el poder que le otorga concesiones de operación a las empresas multinacionales, esa no es una solución válida para nosotros. Al contrario, ese fondo sólo agravaría los problemas ocasionados por el sistema vigente”, señaló Gustave Massiah, directivo del Foro Social Mundial y vocero en Francia del grupo altermundista attac (Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Acción Ciudadana). Jacques Cambon, ex director de una compañía filial del gigante francés Suez y miembro de attac, lo secunda.

Suez es segunda en el ranking internacional de las empresas dedicadas a la gestión del agua. Cambon asegura que, mientras trabajó para ese grupo, las experiencias negativas relacionadas con fondos de agua centralizados pesaron mucho más que las positivas y pone como ejemplo la insistencia del Banco Mundial en financiar megaproyectos que no se adaptaban a las condiciones de las zonas en donde debían actuar. Cambon enfatiza que los fondos de agua deben ser controlados por los ciudadanos en sus respectivos poblados.

Weltwasserforum in Marseille

Maria Theresa N. Lauron denunció las secuelas negativas de la privatización del servicio de agua en Filipinas.

La activista filipina Maria Theresa N. Lauron denunció en el Foro Mundial del Agua las consecuencias de la privatización del servicio de agua en su país. “Tarifas más altas que en Europa, aumentos de precio de entre el 450 y el 800 por ciento desde 1997, y un producto de calidad decreciente: mucha gente se enferma regularmente y, hace un par de años, 600 personas murieron a causa de una infección bacterial porque las empresas a cargo del abastecimiento no controlaron la calidad del agua”, explica Lauron.

Gérard Payen, representante de Aquafed, un grupo de empresas privadas dedicadas a la gestión del agua, disiente. “Hasta donde yo sé, el abastecimiento de agua en Manila ha mejorado de manera notable. Millones de personas que antes no tenían acceso al agua ahora lo tienen. Yo recuerdo muy bien cómo reía y celebraba la gente cuando mi compañía instaló una estación de agua en una barriada filipina. Ellos no sufrían; al contrario, ellos tenían una nueva vida”, jura Payen. ¿A quién creerle cuando los problemas relacionados con el agua son tan complejos?

Garantizando el derecho humano al agua

Weltwasserforum in Marseille

Gérard Payen, representante de Aquafed, un grupo de empresas privadas dedicadas a la gestión del agua.

En el Foro Mundial Alternativo del Agua, attac y otras organizaciones criticaron la forma en que las empresas del sector determinan el precio del agua sin tomar en cuenta otras variables que no sean sus ganancias. Los activistas les exigieron fijar tarifas escalonadas que se correspondan de manera justa con el consumo que se hace de las aguas, alegando que la usada en los hogares no debería ser tan cara como la empleada en la agricultura y en la industria. Además, propusieron que cada persona tenga acceso gratuito a alrededor de quince litros diarios de agua para uso privado.

La declaración de los ministros del Foro Mundial del Agua oficial también fue objeto de reproches; el documento en cuestión es menos abarcador que el de las Naciones Unidas sobre el derecho humano al agua. Catarina de Albuquerque, reportera especial de la ONU en este campo, demandó en Marsella que se deje de discutir teóricamente sobre el derecho al agua y se apliquen de una vez los mecanismos que contribuyan a garantizar ese derecho. Todas estas disonancias obligan a preguntar si el Foro Mundial del Agua alcanzó su meta.

Loïc Fauchon, presidente del Consejo Mundial del Agua, cree que sí. A sus ojos, fueron sobre todo los debates políticos de alto rango los que impulsaron hacia delante a este encuentro, con todo y que, a primera vista, las discusiones no daban la impresión de ser muy espectaculares. Fauchon subrayó en la ceremonia de clausura que ese intercambio de ideas puso el tema del agua en el tope de la agenda de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable, Río+20, que tendrá lugar del 20 al 22 de junio en Brasil.

Autores: Monika Hoegen / Evan Romero-Castillo
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda