1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Polémica en Francia en torno a webs antiabortistas

El proyecto de ley del Gobierno de izquierdas francés para acabar con algunas webs antiabortistas acusadas de ofrecer informaciones falsas, que este jueves (1.12.2016)  inicia su tramitación parlamentaria, generó polémica con la derecha, reforzada con sus primarias recientes, pero también con la Iglesia Católica.

La proposición legislativa del Partido Socialista, que comienza su camino parlamentario en la Asamblea Nacional, pretende extender el delito de obstaculización al aborto a todas aquellas páginas de internet que ofrecen una información parcial o errónea sobre la interrupción del embarazo.

La ministra de la Familia y del Derecho de las Mujeres, Laurence Rossignol, la justificó este jueves (1.12.2016), en una entrevista a la emisora "France Info", porque en los últimos años han aparecido "al menos cuatro o cinco" sitios de internet que recurren a "un sistema bastante perverso" ya que se presentan como instancias de información para las mujeres que se plantean abortar.

En realidad -subrayó Rossignol-, a través de "informaciones falsas" hacen entrar a las mujeres que los visitan "en una especie de túnel que les lleva a dudar de su decisión" de interrumpir su embarazo.

La más popular de esas páginas, ivg.net, asegura en su página principal que el aborto "implica riesgos médicos y psicológicos", y recaba testimonios de mujeres contra esa práctica.

Otras webs aseguran que el aborto conlleva riesgo de muerte para la madre y muestran imágenes de fetos.

Para la oposición conservadora del país y los colectivos antiabortistas, el proyecto legislativo supone una traba a la libertad de expresión, ya que merma el margen de maniobra de quienes pretende atraer a las mujeres hacia soluciones alternativas.

Durante las primarias de la derecha finalizadas el pasado domingo con la victoria de François Fillon, el que será candidato a las presidenciales de 2017 y favorito en las encuestas insistió en que "filosóficamente" está en contra del aborto, pero que si llega al poder "nunca se dará marcha atrás con el derecho al aborto".

Desde la llegada de los socialistas al poder en 2012 ha habido varias reformas, la primera para eliminar la noción de "angustia", que era necesaria para que una mujer pudiera acogerse al aborto en determinados casos.

Posteriormente, se suprimió el periodo obligatorio de reflexión al que estaban obligadas las mujeres entre el momento en el que hacían la petición y la intervención propiamente dicha, y se garantizó el reembolso por parte de la Seguridad Social de la totalidad de los gastos derivados del aborto. (efe)