1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Polémica en Alemania por campaña de los chocolates Kinder

El movimiento alemán Pegida ha criticado la promoción de una marca de chocolatinas para la próxima Eurocopa con los rostros de los jugadores de la selección nacional, por incluir a los de origen extranjero.

Con motivo de la inminente Eurocopa en Francia, que empieza el 10 de junio, la marca de chocolates Kinder lanzó recientemente en Alemania una promoción especial. Los envoltorios de sus chocolatinas mostraban los rostros de los once jugadores más populares de su selección cuando eran niños. Pero esto no ha sido del agrado de la filial del grupo Pegida en la localidad de Bodensee, que, en su perfil de Facebook, tachó de "chiste" que apareciesen las caras de los centrocampistas Ilkay Gündogan y Emmanuel Boateng, con padre turco y ghanés, respectivamente. Varios medios alemanes se hicieron este miércoles (25.05,2016) eco de ello: "¿De verdad se puede comprar algo así? ¿O es un chiste?", escribía entre emoticonos de horror el titular de la cuenta de Facebook debajo de una fotografía de los envoltorios.

El comentario tuvo una gran acogida entre los cerca de 14.000 seguidores de la cuenta, que lo reenviaron hasta 284 veces, lo que provocó un debate entre defensores y detractores de la campaña, que cuenta, hasta el momento, con casi 250 intervenciones. Ante la polémica, la confitería italiana Ferrero, fabricante de Kinder, se distanció a través de su perfil en Facebook "de cualquier forma de xenofobia y discriminación", y agregó que no iba "ni a aceptar ni tolerar" este tipo de comentarios en su página de la red social.

Las críticas de Pegida desataron la indignación en Alemania "La selección alemana es uno de los mejores ejemplos de integración. Millones de personas en Alemania están orgullosas de este equipo porque es como es", respondió el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, a las críticas de Pegida. "Se trata del rendimiento y no de la procedencia del jugador o de su creencia religiosa. No se deberían hacer comentarios de mal gusto", agregó sobre un equipo que cuenta con numerosos jugadores con raíces de otros países.

Ms (efe/dpa)

DW recomienda