¿Podría tener éxito el alto el fuego en Siria? | El Mundo | DW | 12.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Podría tener éxito el alto el fuego en Siria?

Las armas han de callar en Siria tras el acuerdo alcanzado por Washington y Moscú. Una tregua que atiende sobre todo a las exigencias de Rusia, pero que también esconde algunos peligros, explica experta a DW.

DW: Señora Scheller, en Siria se ha acordado un alto el fuego . Sin embargo, en los días pasados se intensificaron los ataques y hubo muchos muertos. ¿Cuán realista es ese objetivo?

Bente Scheller: Es bastante típico que haya bombardeos antes de la tregua. El fin de semana fue muy duro para los habitantes de Aleppo y los alrededores de Damasco, donde cayeron bombas de racimo. Creo que las partes en conflicto, sobre todo el régimen sirio y los rusos, intentan acaparar todo lo que pueden para sus objetivos antes de que comience el alto el fuego.

¿Se mantendrá el alto el fuego?

A principios de año tuvimos un alto el fuego y, en aquel entonces, continuaron los bombardeos. Ese alto el fuego, que aún no ha sido levantado oficialmente hasta hoy, supuso un alivio para los civiles pero no trajo la paz.

¿Qué actores podrían violar esta tregua?

Hay una larga serie de grupos rebeldes que no han participado en las negociaciones. Muchos de ellos no ven la necesidad de respetar el alto el fuego, sobre todo si el régimen sirio y Rusia continúan atacando.

El objetivo del alto el fuego es permitir la entrada de ayuda humanitaria para los civiles en los territorios sitiados. ¿Qué significa concretamente para los que están atrapados en Alepo?

Bente Scheller, directora de la Oficina de Oriente Próximo de la Fundación Heinrich-Böll.

Bente Scheller, directora de la Oficina de Oriente Próximo de la Fundación Heinrich-Böll.

Primero, creo lo principal son los convoyes de ayudas. En qué medida es realista, está por verse. Hoy por hoy, no se discute sobre el bloqueo, sino solo sobre entregas puntuales. Aunque suponga un pequeño alivio, no garantiza un libre acceso para la ayuda humanitaria.

Si la tregua se mantiene durante siete días, Estados Unidos y Rusia pretenden atacar en conjunto a los grupos terroristas. Sin embargo, ambos no coinciden en cuanto a quién clasificar como terrorista. ¿Merecerá la pena esta intervención de las dos grandes potencias?

Por lo menos, será un comienzo en conjunto, aunque se haga según las prioridades rusas. Rusia siempre usó el pretexto de bombardear las posiciones de los milicianos del Frente Al-Nusra u otros grupos extremistas. Si Estados Unidos también ataca, sería muy delicado porque podría atacar a civiles y a otras tropas rebeldes. Eso podría ser contraproducente de cara al objetivo final, que es conseguir la paz en todo el país.

Si Estados Unidos y Rusia se concentran en el Estado Islámico y otros grupos terroristas, ¿ queda Bashar Al-Assad fuera de la línea de fuego?

Ya está fuera. El régimen sirio es el que menos participa en las luchas del norte del país y tiene una gran ventaja por eso. En principio, el régimen sirio será quien gane con la tregua. Es cuestión de preguntarse qué sacará de eso, porque ha perdido mucho control real. Sus propias tropas están debilitadas y no hay que olvidar que hay milicias que luchan a su lado que están catalogadas como terroristas por EE. UU.

El ministro de Exteriores estadounidense, John Kerry, y su colega ruso, Serguéi Lavrov, hablaron de un cambio en Siria. ¿Podría esta tregua ser un primer paso hacia la paz?

En eso soy bastante escéptica. Creo que la solución el conflicto no estará más cerca con la tregua. Para los civiles será bueno que haya menos bombardeos, pero para llegar a una solución tiene que haber negociaciones en las que participen todas las partes y en las que se consiga un status por el cual se garantice a todos sus derechos. Por el momento, parece que van dirigidas a reforzar el poder de Al-Assad según los deseos de Rusia, aunque él mismo se haya distanciado de cualquier pretensión sobre negociaciones y esfuerzos para la paz.

Bente Scheller dirige desde 2012 la oficina regional de Oriente Próximo de la Fundación Heinrich-Böll en Beirut. En noviembre de 2013 publicó “The Wisdom of Syria´s Waiting Game”, que trata sobre la política exterior de Siria durante la dinastía de Assad.

DW recomienda