1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Podría haber más de 10.000 víctimas mortales en Nepal

La ayuda llega con dificultad debido al colapso del aeropuerto internacional de Katmandú. Mucha gente duerme en la calle, sin agua ni comida, y la situación en el interior del país podría ser peor.

El primer ministro de Nepal, Sushil Koirala, dijo a la agencia de noticias Reuters que el número de muertos podría alcanzar los 10.000, dado que todavía no ha llegado información sobre víctimas desde las aldeas y localidades más inaccesibles. Si esa cifra se alcanza, el seísmo habría sido el más destructivo desde 1934, cuando hubo 8.500 víctimas fatales. Este martes (28.04.2015), muchas personas permanecían aisladas en aldeas y localidades remotas de Nepal a la espera de ayuda. La cifra de muertos por el devastador terremoto que asoló Nepal el fin de semana ya supera los 5.000, según los últimos datos anunciados por las autoridades nepalíes, mientras que cerca de ocho millones de personas resultaron afectadas.

"Tenemos recursos y equipos limitados", admitió el primer ministro, Sushil Koirala, en un mensaje dirigido este martes al país. "Pero estamos aprendiendo de nuestras debilidades e intentando hacer lo mejor por acelear la misión de rescate", aseguró. El Centro Nacional de Operación de Emergencia cifró las víctimas mortales en 5.057 y en 10.915 los heridos. Además, 454.769 personas están desplazadas dentro de Nepal, en tanto que el Gobierno ha decretado tres días de luto nacional.

El Gobierno admite que Nepal "no estaba preparado"

Koirala aseguró que el Gobierno está haciendo lo posible para proveer tratamiento gratuito e inmediato a todos los heridos y destacó la colaboración de 15 países en las tareas de rescate. No obstante, según datos difundidos hoy por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Nueva York, de los 8 millones de damnificados, más de 1,4 millones necesita alimentos, además de agua y alojamiento. También se precisan tiendas médicas, medicamentos y material quirúrgico.

Por primera vez, el Gobierno nepalí admitió además públicamente que no estaba preparado para hacer frente a un terremoto de estas características, pese a que había habido alertas. "No estábamos preparados para un desastre de esta magnitud", señaló hoy el ministro del Interior, Bam Dev Gautam, en la televisión estatal. Sin embargo, poco después Koirala alentó a la población y aseguró que pronto se iniciará la etapa de reconstrucción, por lo que los sitios tradicionales de la cultura nepalí que quedaron destrozados también serán recompuestos.

Aeropuerto colapsado

En tanto, los recursos a disposición de los ciudadanos son escasos. "Vivimos aquí en la calle, sin comida ni agua, y en los últimos tres días no hemos visto ni un solo funcionario", se quejó un hombre que se encuentra viviendo a la intemperie con su familia. La electricidad fue restablecida en algunas zonas, pero el suministro continúa siendo intermitente, por lo que no funcionan bien el abastecimiento de agua ni las telecomunicaciones. "Las tiendas están cerradas y cuando abren se produce unaafluencia en masa y todo se acaba en cuestión de minutos", señaló un supervivente. Además, falta gas para cocinar y se forman largas colas ante las gasolineras. Por tercera noche consecutiva los habitantes de la ciudad dormían hoy en espacios públicos, parques y carreteras.

Las organizaciones humanitarias creen que la situación es aún peor en las zonas más alejadas del país. Laxman Shrestha, de Sindhupalchok, una de las zonas más afectadas, habló de una gran destrucción. "Pueblos enteros de nuestra región han sido borrados del mapa. Han desaparecido y nadie sabe cuánta gente ha quedado enterrada". Pero, pese a la necesidad urgente de ayuda, su llegada apenas es posible. El aeropuerto internacional Tribhuvan de Katmandú se encuentra totalmente desbordado y numerosos equipos de rescate internacionales tuvieron que darse la vuelta y regresar a sus lugares de origen o aterrizar en otras terminales regionales como Bangkok, informaron hoy las autoridades. Nepal cuenta con un solo aeropuerto internacional que puede dar servicio simultáneamente hasta a ocho grandes aviones, por lo que se encuentra congestionado debido a los numerosos vuelos con ayuda humanitaria y de rescate que está recibiendo.

MS (dpa/Reuters)