1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Poca esperanza para Assange

Un panel de la ONU sostiene que Julian Assange está siendo detenido arbitrariamente en la Embajada ecuatoriana en Londres. No obstante, expertos dudan que esa argumentación persuada a Gran Bretaña y Suecia.

Julian Assange

Julian Assange

Este jueves (04.02.2016), la emisora BBC reveló que un panel de expertos de las Naciones Unidas ha llegado a la conclusión de que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, está siendo detenido arbitrariamente en la sede de la Embajada ecuatoriana en Londres. Más tarde, el ministro sueco de Relaciones Exteriores confirmó haber recibido el fallo del panel.

El fundador de la plataforma Wikileaks, de 44 años, se oculta de las autoridades suecas y británicas, a fin de evitar su extradición a Suecia, donde enfrenta cargos por violación. Assange está convencido que de ahí sería extraditado a Estados Unidos, donde podría ser procesado por espionaje.

Enfrentándose al arresto

Pese al fallo del panel de la ONU, expertos británicos y suecos dudan que éste tenga algún efecto, puesto que no tiene carácter vinculante. “Es muy poco probable que Gran Bretaña cambie de postura, ya que la orden de aprehensión europea expedida por Suecia es una obligación legal para Gran Bretaña. Assange solo goza de inmunidad mientras permanece en la Embajada ecuatoriana”, dice el profesor Robert Cryer, de la Universidad de Birmingham.

Assange vive desde hace tres años y medio en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Assange vive desde hace tres años y medio en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Cryer se mostró sorprendido por la decisión de la ONU, que será publicada oficialmente mañana viernes. “Assange simplemente ha decidido no abandonar la Embajada. Si tú y yo nos negáramos a salir de nuestras casas para evitar ser arrestados, el hecho de que hayamos decidido permanecer adentro no sería clasificado como detención arbitraria”, explica.

Por su parte, el experto en derecho sueco Pal Wrange sostiene: “La razón por la que el arresto aún pende sobre su cabeza es porque Assange no ha cooperado y porque se le acusa de un crimen serio”. Al respecto, la Policía londinense aseguró que detendría al fundador de Wikileaks en caso de que éste abandonara la Embajada.

Fallo tiene “peso moral”

El equipo de consejeros legales de Assange argumenta, en cambio, que su cliente se vio obligado a pasar los últimos tres años y medio en la Embajada de Ecuador. Alegan que no ha podido acceder a las condiciones de asilo que le han sido garantizadas y que su salud mental y física se han deteriorado como consecuencia del arresto.

Wrange subraya que la decisión del panel no es legalmente vinculante ni para Suecia ni para Gran Bretaña, pero añade que “si el panel de la ONU argumenta que ha habido una violación a los derechos humanos, el fiscal sueco podría tomarlo en cuenta”. Cryer señala, al respecto, que el fallo del panel podría tener un “peso moral”, pero que también “podría ser fácilmente desechado” si la argumentación no es muy convincente.

¿El próximo paso?

Julian Assange ha dicho que aceptará la decisión de la ONU y que si el panel fallaba en su contra, y si ya no tendría muchas posibilidades de apelar, aceptaría ser arrestado. En ese caso, lo más probable es que sería extraditado a Suecia. El fundador de Wikileaks aún tiene la esperanza de que, tras la publicación del fallo, las autoridades suecas y británicas le concedan un pasaje seguro a Ecuador.

De no ser así, a Assange le quedaría una última opción: el llamado “principio de especialidad” que forma parte de muchos acuerdos de extradición internacionales. “Eso significa que si se extradita a alguien por un determinado crimen, esa personas no puede ser extraditada nuevamente o no puede ser acusada de otro crimen”, explica Cryer a DW.

DW recomienda