1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Planes energéticos de la UE

La UE ha aprendido la lección de prescindir de regulaciones controvertidas relacionadas con la vida cotidiana. El programa climático que presentó la Comisión de la UE, es sin embargo, ambicioso.

Con bombillas, aspiradoras y cabezales de ducha se puede hacer campaña contra la UE. Por ello, la Comisión de la UE desiste de reglas detalladas para artefactos en la revisión de la llamada "Directiva del Ecodiseño”. Algunos aparatos cotidianos sobrevivieron a las nuevas leyes. En el caso del cabezal de la ducha, que deja fluir demasiada agua, se trata del confort de los ciudadanos europeos, comenta el portavoz medioambiental del Partido Popular Europeo (PPE) en el Parlamento Europeo, Peter Liese. Se podría ahorrar energía, pero nadie quiere que la gente se duche con agua fría. La tostadora de pan también sobrevivió por los mismos argumentos. Otros, como, los calentadores de agua, secadores de mano, placas solares sí están sujetos a la nueva legislación.

Vinculante: ahorrar el 30 % de la energía

Todo lo anterior son solo detalles de un paquete de ocho leyes de casi mil páginas que ha de permitir que la UE cumpla con los compromisos climáticos del Acuerdo de París. La Comisión de la UE apuesta sobre todo por el ahorro energético y el uso más eficiente de energía: casas más inteligentes, mejores ascensores, más aislamiento de las paredes, baterías más eficaces y más autos eléctricos. Hasta 2030, se deberá ahorrar el 30% de la energía consumida. "Esta meta será vinculante para los miembros de la UE”, dijo Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión de la UE.

Sin objetivos vinculantes para las energías renovables

EU Maros Sefcovic und Miguel Arias Canete PK in Brüssel (picture-alliance/dpa/O. Hoslet)

Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea, durante la presentación del paquete de leyes en Bruselas .

Por el contrario, se han rebajado los objetivos de las energías renovables: solar, eólica, biomasa e hidráulica. Hasta 2020, las renovables deberán alcanzar el 27% del mercado energético europeo. 

Solo Alemania ha implementado drásticamente el cambio de modelo energético, opina el diputado europeo y experto en energía Peter Liese. La UE no puede imponer a los miembros de la UE los reglamentos o las fuentes de energía que deben usar. Pero la UE sí puede usar ciertas herramientas para apartar las energías sucias del mercado, por ejemplo, a través de la regulación de subvenciones.

Energía eólica o hidráulica, más baratas

La comercialización de electricidad de energías renovables se regulará de nuevo después de 2020. Tendrán prioridad los productores de energía eléctrica más baratos: la energía eólica o hidráulica.

Al otro lado de la ecuación está la desconexión de las centrales energéticas cuando se haya generado mucha electricidad. En la actualidad, las centrales nucleares y de carbón gozan de privilegios, porque se desconectarán en último lugar. La nueva ley pretende cambiar esta situación y ofrecer la oportunidad a pequeños productores de energías verdes que sigan funcionando y deshacerse primero de las energías más costosas; carbón y nuclear.

¿Paquete vacío?

Central de carbón en Polonia.

Polonia quiere seguir apostando por las centrales de carbón.

La organización de protección del medio ambiente "Amigos de la Tierra” valora de forma positiva el cambio. "Que los ciudadanos estén en el centro del cambio energético, es un rayo de esperanza. Por otro lado, el paquete está  todavía demasiado centrado en los carburantes fósiles. No se renuncia a la dependencia de la energía fósil. Está en contradicción con los compromisos climáticos de París”, explicó Molly Walsh, de "Amigos de la Tierra”.

Los Verdes en el Parlamento Europeo consideran que el paquete energético está "totalmente vacío”, porque perjudica la consolidación de las energías renovables. "El presidente de la Comsión de la UE, Jean-Claude Juncker, prometió al asumir su cargo que la UE sería líder en energías renovables. Con las nuevas propuestas, la UE va en la dirección contraria”, criticó el eurodiputado Claude Turmes, de Los Verdes.

Mercado energético común

La Comisión propone ampliar las redes eléctricas transfronterizas, para poder reaccionar mejor ante las fluctuaciones de oferta y demanda. El objetivo es un mercado energético común en todos los países miembros. La UE quiere crear "centros de operación regionales” para varios países, pero ya muchos gobiernos muestran su descontento, porque prefieren trabajar por sí solos e independientemente.

Autor: Riegert Bernd

DW recomienda