1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Plan de repatriación de la CE, bajo fuego

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otras organizaciones no gubernamentales afines denunciaron este 3 de marzo que el nuevo plan de acción de la Comisión Europea (CE) para que los Estados de la Unión Europea (UE) aceleren las repatriaciones de inmigrantes sin derecho a asilo crea un riesgo para los niños en esta situación. En un comunicado conjunto, estas instancias expresaron su "preocupación" por el plan presentado este jueves (2.3.2017).

A su juicio, el programa en cuestión "anima a llevar a cabo 'retornos rápidos' de las personas, incluidos los niños, con salvaguardas reducidas en el procedimiento y a través del aumento del uso de la detención. Este enfoque pondría las vidas de los niños en riesgo y sería una violación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que todos los Estados de la UE han ratificado", añadieron las organizaciones firmantes. El proyecto de la CE pone en la mira a cerca de un millón de migrantes.

La CE le recomendó a los Estados comunitarios que prevean utilizar los periodos máximos de detención autorizados por las normas europeas (18 meses) o que estudien las peticiones con procedimientos acelerados. Los críticos de esta moción consideran que "en lugar de abordar el daño que las políticas de retorno ya han causado a los niños", las medidas recomendadas por la CE lo aumentarían. "Los retornos forzosos y la detención son extremadamente perjudiciales para los niños y sus familias”, arguyeron en contra del programa.

"Los niños nunca deberían ser detenidos por motivos migratorios, ni siquiera como último recurso", insistieron Unicef et al., recordando que a principios de este año, tres menores afganos no acompañados se suicidaron en Suecia, algo que los trabajadores que estudiaron el caso atribuyeron a su incapacidad para lidiar con la ansiedad del proceso y la perspectiva de ser deportados a un lugar inseguro. Asimismo, subrayaron que los niños que regresan a sus lugares de origen corren el riesgo de ser rechazados por la comunidad.

La discriminación, el riesgo de ser explotados por criminales con fines de lucro, reclutados por grupos armados u obligados a realizar trabajos forzados son otros peligros que corren los niños tras ser deportados. Las organizaciones citadas valoraron que la Comisión haya llamado a evaluar las decisiones sobre si los menores no acompañados deben ser retornados en función del "mejor interés" para los niños, e instó a tener en consideración las opiniones de los menores a la hora de decidir.

"La UE y sus Estados miembros han sido desde hace mucho líderes en materia de derechos de la infancia. Les urgimos a que cumplan sus compromisos con los niños, independientemente de su estatuto de residencia", insistieron. Las organizaciones Save The Children, la Plataforma para la Cooperación Internacional sobre Migrantes Indocumentados, la Coalición Internacional sobre Detención y la organización Fin de la Detención de los Niños migrantes se han sumado a Unicef y la OIM en estas peticiones. (EFE)