1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

PKK: “Kurdos deberían rebelarse y mostrar resistencia”

Desde todos los sectores se ha criticado la detención de los parlamentarios del partido prokurdo HDP. Los acusan de no acatar unas citaciones de la Justicia turca.

Ver el video 01:11

Alemania condena los sucesos en Turquía

La detención de dos líderes y once parlamentarios del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la formación de izquierda prokurda que es la tercera fuerza política de Turquía, no ha dejado indiferente a nadie. Este viernes (04.11.2016), el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un movimiento prohibido en el país, hizo un llamado a levantarse contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

"Aquí terminan las palabras”, afirmó el PKK en un comunicado difundido por la agencia Firat. "Hoy es el día para levantarse contra quienes quieren extinguir la existencia de los kurdos”, agrega el texto. "Todos los kurdos y todas las fuerzas democráticas deberían rebelarse y mostrar resistencia. Los jóvenes, las mujeres y todos los kurdos deberían mostrar al Gobierno del (partido conservador) AKP que la voluntad del pueblo kurdo no puede quebrarse. Hoy es el día para la resistencia”, agrega el comunicado.

Menos radical, pero igualmente fuerte, fue la reacción de HDP, que también mediante un comunicado sostuvo que la detención de los parlamentarios, que según el Gobierno responde al hecho de que 53 congresistas no han acudido a los tribunales para testificar en un juicio contra la guerrilla kurda, es "el fin de la democracia” y que el verdadero objetivo de la medida es "clausurar el tercer partido del Parlamento” por medio de una "purga”.

Desmantela el Estado de derecho

El socialdemócrata CHP, el mayor partido de la oposición, también ha mostrado un enérgico rechazo a las detenciones. "Lo que ocurrió anoche no es sólo un nuevo golpe de Estado, sino que además es un movimiento para fragmentar el país”, dijo Tanri Sezkulu, diputado del CHP por Estambul, en su cuenta en Twitter. "Han vuelto a bombardear el Parlamento”, agregó, en referencia al bombardeo de la noche del 15 de julio durante el fallido golpe militar.

En tanto, un tribunal decretó la prisión preventiva de Selahattin Demirtas y Figen Yüksekdag, los dos líderes del Partido Democrático de los Pueblos (HDP). Aduciendo su condición de diputados, estos se negaban a asistir a las citaciones de la Justicia, pero en mayo pasado el Parlamento había levantado la inmunidad parlamentaria, algo que ya fue muy criticado en su momento. Según el primer ministro turco, Binali Yildirim, los opositores "fomentan, alientan y apoyan logísticamente el terrorismo”.

La Unión Europea (UE) se mostró "profundamente preocupada” por el curso de los hechos y el presidente de Alemania, Joachim Gauck, advirtió que Turquía puede estar desmantelando el Estado de derecho y deslizó que eso la "aparta definitivamente” de Europa.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema