1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Pintura contra la contaminación

La Universidad de Erlangen desarrolló una pintura de interiores que purifica el aire y neutraliza sustancias contaminantes.

default

Blanco el color de la pureza.

¿Maquillar cifras de índices contaminantes? No, no hablamos de este tipo de pintura. La pintura que han desarrollado los científicos de Erlangen transforman interiores contaminados en verdaderos pulmones. Y el purificador de cubeta no sólo sirve para los interiores también funciona en exteriores y puede usarse en túneles, metros subterráneos o fachadas de calles fuertemente transitadas.

Los bosques del futuro

Kastanienbaum

El espectacular invento no es ciencia ficción. Fue galardonado este año en la edición 28. del Premio de Innovación de la Economía Alemana como una de las cinco adelantos más destacados en el rubro de empresas medianas. La Universidad de Erlangen en Nuremberg trabajó en cooperación con dos empresas privadas, la germana Sto Ag y la germano-estadounidense Kronos.

Sólo tres años llevó al equipo del Prof. Dr. Horst Kisch del Instituto de Química Inorgánica desarrollar la pintura. Contiene pigmentos de dióxido de titanio que al absorber la energía de los rayos ultravioletas crea en su superficie centros de actividad que al contacto con el aire desata enlaces de oxígeno que disocian las moléculas contaminantes. El dióxido de titanio no se consume, funge simplemente de catalizador fotovoltaico.

80 % menos contaminantes

Los experimentos demostraron que la concentración de partículas contaminantes en una oficina pintada con este producto disminuye en pocos días cerca de un 80 por ciento. El monóxido de carbono se descompone en nitrato, anula además sustancias contaminantes como óxidos formaldehídos, benzol y dicloroetileno.

Los investigadores de Erlangen observaron que en el caso del pigmento de dióxido de titanio que se utiliza desde hace mucho en la pasta de dientes es modificada su superficie para que no desate reacciones químicas al entrar en contacto con la luz. El efecto indeseado que se evita así en el caso de la pasta de dientes fue justamente la base de partida para el grupo de Erlangen, que descubrió que los grupos de oxígeno reactivos pueden separar las moléculas contaminantes en el aire y convertirlas en materia innocua.

Luftverschmutzung in Deutschland

Ya que un porcentaje menor al 3 por ciento de luz ultravioleta no es suficiente para hacer del dióxido de titanio un catalizador efectivo, modificaron las partículas de pigmentos blancos de tal forma que también pueda utilizar el porcentaje de luz visible, un 50 por ciento de la luz solar.

El Instituto de Química Inorgánica logró desarrollar un dióxido de titano con carbonos modificados que degrada partículas contaminantes incluso cuando la luz es difusa o sólo hay luz artificial.

DW recomienda