1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Piden pena de muerte para acusado de matanza de Aurora

En julio de 2012, James Holmes habría llegado a un cine donde se estrenaba “Batman” y disparado contra los espectadores, dejando doce muertos.

Cuando en julio de 2012 James Holmes supuestamente llegó hasta el cine donde se estrenaba “Batman. El caballero de la noche” en Aurora (Colorado, Estados Unidos), y acabó con la vida de 12 personas, también empezó a escribir el declive de su propia existencia. El muchacho de 25 años enfrenta un juicio que podría terminar con él mismo muerto.

La fiscalía que investigó el caso solicitó este lunes (01.04.2013) la pena de muerte para el joven, cuyo ataque dejó además 58 personas heridas por sus balas. Otras diez quedaron lesionadas en su desesperación por escapar del cine. Su ataque es uno de los estallidos de violencia con armas más mortales en Estados Unidos en los últimos años.

“Para James Holmes justicia significa la muerte", dijo el fiscal de distrito George Brachler durante la vista celebrada en Centennial, también en el estado de Colorado. El acusado no mostró reacción alguna al escuchar la petición de la fiscalía, informó el periódico Denver Post. La decisión no toma a nadie por sorpresa. El mismo fiscal la consultó antes con los familiares de las víctimas.

Defensa apelaría a incapacidad mental

Holmes gritaba, cuando gatillaba sus armas, que él era el Guasón, uno de los archienemigos de Batman. Eso, y la irracionalidad del acto mismo del que se lo acusa, da argumentos a la defensa del joven para pedir su incapacidad mental por locura. La defensa suele recordar que Holmes estaba en tratamiento psiquiátrico antes de la matanza.

Los expertos estiman que será un proceso largo y difícil. La polémica se centrará sobre todo en si el exestudiante tenía problemas mentales o si realmente estaba en sus cabales. Los testigos han señalado que el joven no ha mostrado ningún tipo de emoción tras la masacre, y en sus comparecencias ante la Justicia daba la impresión de estar ausente.

La semana pasada, la fiscalía rechazó llegar a un acuerdo con él. Según sus abogados, Holmes quería declararse culpable a cambio de que la fiscalía no pidiera la pena de muerte. El juez del condado de Arapahoe, William Sylvester, aceptó una declaración de inocencia de James Holmes el mes pasado, aunque dijo que esa condición podría cambiar a inocente por demencia.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda