1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Piñera defiende a ministro de Educación destituido

El presidente chileno defendió al recién destituido ministro de Educación Harald Beyer, en medio de una "guerra" con la mayoría opositora en el Congreso chileno. No es el fin de las protestas, aseguran los estudiantes.

"Se condenó a un ministro que hizo más que ningún otro", aseguró Sebastián Piñera en un acto de apoyo al funcionario en el palacio presidencial de La Moneda este jueves, en respuesta a la medida decretada por el Senado el miércoles. La caída del ministro, impulsada inicialmente por la Cámara de Diputados, fue apoyada también por el movimiento estudiantil que días atrás sacó a 150.000 jóvenes a marchar por la capital.

La protesta estudiantil no acaba aquí

"Claramente lo que vemos hoy no es un motivo de celebración", matizó sin embargo el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Diego Vela. El dirigente apuntó así a que las reformas educacionales pedidas por los estudiantes, apoyadas por más de un 85 por ciento de los ciudadanos en encuestas, no serán resueltas con la salida de Beyer.

El tema de fondo, desde que cientos de miles de jóvenes salieron a marchar en 2011, es el sistema de acceso a la educación superior, donde las familias deben pagar miles de dólares anuales para que sus hijos puedan estudiar, incluso en las universidades públicas. Todo ello, pese a que la ley chilena, prohíbe expresamente el lucro en las universidades tanto públicas como privadas, que deben funcionar como entidades estatales o instituciones sin fines de lucro.

La crisis actual, calificada como una "guerra" por Renovación Nacional, el partido de Piñera, está cruzada por el anuncio de nuevas protestas estudiantiles y los comicios presidenciales de noviembre, donde la opositora Michelle Bachelet asoma como favorita. Con matices, los principales candidatos presidenciales prometen hacer cumplir la ley y acabar con el lucro en las universidades, pero sin comprometerse a implantar un sistema realmente gratuito de educación, como piden los jóvenes y sus familias.

rml (dpa, diarios)